Críticas por el «hacinamiento» de pacientes en el Rafael Méndez

PSOE e IU denuncian que faltan camas y piden la ampliación del centro; la gerente admite una saturación «puntual, pero la situación va mejorando»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Los grupos municipales de Izquierda Unida-Verdes y PSOE denunciaron el viernes «hacinamiento, salas desbordadas y largas esperas» en el Hospital General Universitario Rafael Méndez. La saturación de pacientes se produjo en las salas de observación y en la de cuidados medios de Urgencias. «Apiñados en escasos metros esperando más de 24 horas, comiendo, cenando y recibiendo sus tratamientos, a la espera de obtener cama en planta», detalló la viceportavoz del PSOE, Marisol Sánchez Jódar.

La concejal de IU-V, Gloria Martín, añadió que la sala de cuidados medios «está completamente desbordada y no hay espacio ni siquiera para que el personal sanitario pueda pasar entre las camas». Martín señaló que la situación vivida en el Rafael Méndez demuestra «falta de planificación» de la Gerencia del Área III de Salud, que «se empeña en abrir nuevos quirófanos que luego no pueden usarse porque no hay camas en las que ingresar a los pacientes». Y pidió la ampliación del centro para que «pueda contar con más plantas de hospitalización y evitar situaciones como la denunciada este viernes». La edil socialista también achacó la situación al «incremento de la actividad quirúrgica», por lo que también reclamó «ampliar el número de camas».

La gerente del Área III de Salud, Catalina Lorenzo Gabarrón, señaló el viernes que los atascos que se vivieron en el hospital fueron puntuales. «El jueves tuvimos un pico de ingresos por falta de camas, pero la situación está mejorando y esperamos resolverla cuanto antes». El problema se debió, según explicó, a los traslados como consecuencia del final de las obras de remodelación de la planta de Maternidad, que se acometieron durante el pasado mes de agosto. Los trabajos consistieron en un 'lavado de cara' de las dependencias, principalmente labores de pintura y nuevo alumbrado en las habitaciones y los pasillos. Ahora «se procedió a la limpieza de toda la planta y estamos a la espera de las analíticas para descartar virus. Mientras no nos den los resultados de esos análisis no podemos trasladar a los enfermos. A partir de que sean positivos se procederá al ingreso de enfermos en ese área y podremos disponer de los espacios donde se encontraban esos pacientes», señaló Lorenzo.

Desde la gerencia del hospital se espera que durante todo el fin de semana se lleven a cabo los traslados y reajustes en el centro sanitario, por lo que la actividad volverá a su normalidad el próximo lunes.

«Es complicado todo el mecanismo que hay que poner en marcha y lleva su tiempo, pero creemos que durante el fin de semana se quedará todo listo y que el lunes ya funcionaremos con total normalidad», concluyó la gerente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos