El complejo cárnico de Lorca arrancará en periodo de pruebas en agosto

Obras de construcción de la sala de despiece del nuevo complejo cárnico, en los terrenos de la antigua cementera. / jaime insa / agm
Obras de construcción de la sala de despiece del nuevo complejo cárnico, en los terrenos de la antigua cementera. / jaime insa / agm

Se iniciará la formación técnica del personal, que llegará a duplicar la actual plantilla, para poner en marcha la sala de despiece en octubre

INMA RUIZLORCA.

La construcción del complejo cárnico del Grupo Alimentario La Comarca, en los terrenos de la antigua cementera Holcim en Serrata, ha entrado en la recta final. La compañía prevé poner en marcha la sala de despiece en periodo de pruebas en agosto y entonces se iniciará también la formación técnica de los equipos de trabajo. Se prolongará durante del mes de septiembre, para comenzar a producir en octubre, según anunció a 'La Verdad' el gerente del Grupo Alimentario La Comarca, Daniel Encinas.

«Será un gran reto», porque la empresa iniciará las operaciones en la nueva planta, mientras trabaja en paralelo con el centro actual, en el que se mantendrán los 200 empleos. La plantilla crecerá «significativamente para la nueva planta», con la previsión de duplicar el número de trabajadores y llegar a los 400. Una empresa danesa se ocupará de la formación técnica del personal, explica Encinas.

El nuevo complejo cárnico comenzará a funcionar de modo «progresivo» y, durante del próximo año, se llegarán a procesar unos 4.000 cerdos diarios en la sala de despiece, que ocupa una superficie de 30.000 metros cuadrados.

El grupo alimentario centrará su estrategia exportadora en Asia, Europa y América

La nueva infraestructura, en cuya primera fase se han invertido 32 millones de euros, dispone de una cámara frigorífica con capacidad para cinco millones de kilos de carne. Se ha diseñado para dar respuesta a las más altas exigencias productivas, higiénico sanitarias y de respeto al medio ambiente. Permitirá a la compañía acceder «con mayores garantías técnicas» a mercados, tanto nacionales como internacionales, que hasta ahora «no eran estratégicos para ventas».

Encinas precisó que el grupo alimentario ha tenido históricamente un marcado carácter local, «con un bajo perfil exportador», algo que cambiará con la apertura del nuevo centro. Ahora trabajarán para el mercado asiático, europeo y americano, atendiendo las necesidades de esos clientes. La Comarca está dedicada ahora a conseguir las homologaciones necesarias para poder vender en todos los países del mundo.

La compañía continuará invirtiendo para poder abarcar toda la cadena productiva y ya planea el diseño de la segunda fase, una nueva planta de sacrificio. Está previsto que la construcción comience a finales de este año y que arranque en 2021. En esta segunda actuación, se invertirán más de 20 millones de euros.

Temas

Lorca