El Club Taurino de Lorca promueve una estatua de Paco Ureña frente a la plaza de toros

La plaza de toros de Sutullena, con la estatua del torero lorquino Pepín Jiménez. / JAIME INSA / AGM
La plaza de toros de Sutullena, con la estatua del torero lorquino Pepín Jiménez. / JAIME INSA / AGM

La asociación cultural asegura que la escultura sería el mejor homenaje al diestro lorquino para la reinauguración del coso de Sutullena

CARMEN M. HERNÁNDEZ

El Club Taurino de Lorca ha pedido al nuevo equipo de gobierno que ponga una estatua del torero lorquino Paco Ureña delante de la plaza de toros de Sutullena. En concreto, delante de la puerta grande. Un proyecto que se incluiría en el proceso de restauración del coso para el día de su reinauguración. Se trata de una propuesta que se añadiría en la entrada de la plaza, actualmente presidida por la imagen del también torero lorquino Pepín Jiménez.

La iniciativa ha sido vista con buenos ojos desde el Ayuntamiento. El concejal de Urbanismo, Vivienda, Seguridad Ciudadana y Semana Santa, José Luis Ruiz, asegura que desde el equipo de gobierno no van a poner impedimentos a la creación de esta estatua. Es más, indica que es un homenaje a la trayectoria de un torero de la ciudad como es Paco Ureña, «quien además este año está haciendo una temporada fantástica».

Desde el Consistorio se comprometen a llevar esta propuesta adelante. Tan solo tendrían que ver la forma de financiación de la estatua, que se contemplaría en el ejercicio del próximo año. El proyecto de reconstrucción de la plaza de toros continúa adelante en la nueva legislatura que encabeza el socialista Diego José Mateos, algo que ha tranquilizado a los miembros del Club Taurino.

Uso comercial y hotelero

Como ya había sido anunciado por el anterior equipo de gobierno, la mitad del interior del edificio será para uso comercial y hotelero. Un modelo innovador de cuatro locales con una superficie de entre 100 y 150 metros cuadrados. El resto del coso, tanto exterior como interior, irá destinado a actividades taurinas como exposiciones y corridas de toros. En cuanto al aforo bajará el número de personas que podrán estar dentro, de 8.000 a 5.500 asistentes. Un descenso que busca ofrecer un espacio cómodo y que cumple con todas las medidas y normas de seguridad y accesibilidad

La restauración tiene una financiación de 1,8 millones de euros del Gobierno regional y del Banco Europeo de Inversiones (BEI). El objetivo de este proyecto de restauración es finalizar el 31 de diciembre de 2020, fecha límite para justificar los fondos del BEI. Sin embargo, aún no han comenzado las obras y hasta la fecha solo se han realizado trabajos de emergencia por los daños producidos por los terremotos de 2011 y de consolidación de los muros, que corrían riesgo de caer a la vía pública.

Las obras se centrarán en consolidar la estructura del edificio. Tras esta intervención se van a llevar a cabo el resto de trabajos de acondicionamiento en una segunda fase posterior que incluyen obras de estanqueidad y cubierta, eliminación de humedades, arreglo de los tendidos con hormigón y lámina impermeable. Además, se van a restaurar los elementos arquitectónicos más singulares del edificio para mejorar su conservación, como, por ejemplo, los muros radiales y su fachada que mantendrá su aspecto original, pero renovada.

Nacido en La Escucha

El torero lorquino Paco Ureña sería homenajeado con la estatua en la reinauguración de la plaza. La imagen del matador, nacido en la pedanía lorquina de La Escucha, acompañaría a la estatua de Pepín Jiménez, que se colocó en la entrada al coso en mayo de 1999. Esta talla fue víctima de unos actos vandálicos en febrero de 2016, cuando apareció llena de pintura.

La iniciativa llevada a cabo por el Club Taurino es un homenaje a un diestro que en sus orígenes no tuvo relación alguna con la tauromaquia y que a día de hoy ha triunfado en plazas tan emblemáticas como Las Ventas este año y en ferias como la de San Isidro de 2016 por el cómputo de su actuación. Una carrera llena de riesgos por la que el lorquino perdió el ojo izquierdo tras una cogida en la plaza de toros de Albacete en septiembre del año pasado.