El cierre de consultorios en verano indigna a los vecinos de Lorca

Vecinos de La Campana se concentraron ayer frente a las puertas del consultorio, que ha cerrado hasta septiembre. / Jaime Insa / AGM
Vecinos de La Campana se concentraron ayer frente a las puertas del consultorio, que ha cerrado hasta septiembre. / Jaime Insa / AGM

Las consultas de La Campana y La Escucha permanecerán sin servicio y los centros de salud de San Diego y La Viña no abrirán por las tardes los meses de julio y agosto

INMA RUIZLORCA

La campaña de recogida de firmas promovida por los vecinos de La Campana para impedir el cierre del consultorio médico durante julio y agosto no ha servido de nada. El servicio se ha clausurado hasta septiembre y las más de 300 tarjetas sanitarias con las que cuenta esta diputación se han trasladado temporalmente hasta el consultorio de Almendricos, ubicado a ocho kilómetros de distancia. Los vecinos están indignados porque muchos de los usuarios son ancianos y padecen enfermedades crónicas que necesitan controles continuos y tratamientos. Tampoco hay transporte público que les conecte con Almendricos, según lamentó ayer, en declaraciones a 'La Verdad', la presidenta de la asociación de vecinos, Sandra Serrano.

«Las pedanías con menos recursos y más alejadas del casco urbano somos las más afectadas» por el cierre de los consultorios durante la temporada de verano que la Consejería de Salud implantó en 2012 y que aún mantiene en algunos de los centros sanitarios de núcleos rurales.

Cuando este verano se volvió a confirmar el cierre, los vecinos se pusieron en contacto con la gerente del Área III de Salud, Catalina Lorenzo, para solicitarle que «lo mantuviera abierto bajo mínimos», solo unas horas al día durante el mes de julio para poder atender sobre todo a las personas mayores, dijo la representante vecinal.

«Seguiremos luchando»

Su propuesta no surtió efecto y «no lo entendemos porque la médico que atiende a los vecinos de La Campana no se ha ido de vacaciones». De hecho, ahora verá a sus pacientes habituales en el consultorio de Almendricos.

Una situación parecida se produce en la pedanía de La Escucha, donde los usuarios del consultorio, que ha cerrado ya sus puertas, serán atendidos en julio y agosto en el de Purias. Los consultorios de Tiata, Aguaderas y Campo López solo cerrarán este año durante el mes de agosto y no el trimestre de julio a septiembre como estaba previsto inicialmente y como consecuencia de las protestas vecinales, según dijo el concejal de Sanidad, José Ángel Ponce. Adelantó que el Ayuntamiento seguirá «luchando» para conseguir que los consultorios de los pueblos abran durante todo el año, atendiendo también a un empeño personal del alcalde, Diego José Mateos.

Los consultorios de la huerta y de las pedanías altas sí se mantendrán en servicio este verano en el horario habitual. En el casco urbano, los centros de salud de La Viña y San Diego, este último con más de 30.000 cartillas, abren solo en horario de mañana durante julio y agosto. «No hay personal en el Área III de Salud, faltan médicos», lamentó el concejal de Sanidad. Afirmó que «es de las peor dotadas de la Región» y que está «muy por debajo de la media» en recursos materiales y humanos.

Temas

Lorca