El canal del Trasvase obligará a ampliar el tramo soterrado del AVE por la ciudad

Los técnicos municipales también consideran insuficiente el resguardo de 80 centímetros con el cajón de las vías bajo el lecho del río Guadalentín

P. W.PILAR WALS R. LORCA.

Técnicos municipales han encontrado en el estudio informativo que ha aprobado de forma provisional el Ministerio de Fomento sobre el trazado del AVE a su paso por la ciudad varios inconvenientes que «obligarían a ampliar el tramo soterrado», según afirmó ayer el alcalde, Fulgencio Gil Jódar. Se trata, explicó poco antes de iniciarse la reunión de la Mesa del Soterramiento, de que «no han contemplado la presencia del canal del Trasvase Tajo-Segura en la rambla de Las Señoritas». Y sumó otra cuestión más que no habían tenido en cuenta para salvar el cauce del río Guadalentín. «Establecen un resguardo de solo 80 centímetros entre el lecho del río y el cajón de las vías, que se considera insuficiente, a la vez que no se han realizado consultas a la Confederación Hidrográfica del Segura».

Las dos incidencias, que calificó de «relevantes», habrían sido detectadas por técnicos municipales que continúan examinando el documento, ya que cuenta con unas mil páginas. Estos inconvenientes se sitúan a uno y otro extremo del soterramiento, indicó Gil Jódar, quien ayer dio cuenta de estas anomalías a los miembros de la Mesa del Soterramiento. Entre los asistentes a la sesión estuvo la edil de Izquierda Unida-Verdes Gloria Martín, quien pidió que este foro «aborde las necesidades globales del ferrocarril». Mostró la necesidad de mejorar los Cercanías, a la vez que se preocupó por que el AVE pueda «poner en peligro su continuidad y acaben cerrando el servicio», dijo. El PSOE anunció que pondrá en marcha una campaña tendente a conseguir 4,3 kilómetros soterrados a su paso por el casco urbano. Su portavoz, Diego José Mateos, señaló que el Gobierno de España «va a ser sensible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos