Bendicen los campos lorquinos desde el Calvario con el 'Lignum Crucis'

Juan José Torroglosa en el Calvario durante la bendición de los campos con el Lignum Crucis de la parroquia del Carmen. / PACO ALONSO / AGM
Juan José Torroglosa en el Calvario durante la bendición de los campos con el Lignum Crucis de la parroquia del Carmen. / PACO ALONSO / AGM

La tradición, que se llevaba a cabo en la época del célebre párroco Antonio Llamas, se retomó tras las inundaciones de 2012

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La bendición de los campos, expresión de fe recuperada por la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, se celebró en la tarde del pasado viernes desde el Calvario. Por quinto año consecutivo, el párroco del Carmen Juan José Torroglosa, alzó hasta lo más alto el 'Lignum Crucis' para «encomendar a Dios, tanto los campos como la ciudad».

La tradición se celebraba en época del célebre párroco Antonio Llamas y fue recuperada a raíz de las inundaciones de 2012. «Desde el ámbito de la piedad de los fieles surgía la necesidad de realizar algún acto religioso o plegaria», explicó Torroglosa, para añadir que fue en septiembre de 2013, cuando en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen «celebrábamos la fiesta de la Exaltación de la Cruz. Comenté entre los feligreses el hecho de que en ciudades cercanas se llevaba a cabo la bendición de los campos».

Los fieles le recordaron que en Lorca, ya en época del sacerdote Antonio Llamas, se subía a la ermita del Calvario (aprovechando que esta festividad de la Exaltación de la Cruz coincidía con la época de la preparación de los campos para la siembra) para llevar a cabo la bendición de los campos con el 'Lignum Crucis' de la Parroquia.

Fue así como «acogiendo este recordatorio y con el fin de recuperar esta tradición» el día 14 de septiembre de 2014 se retomó dicho acto religioso como manifestación de fe, añadió Juan José Torroglosa. «Es el quinto año que subimos desde la Parroquia del Carmen y organizamos este acto en el que tiene lugar el rezo del Santo Rosario meditado en el que pedimos por la necesidades de nuestro mundo, seguido de la adoración de la Santa Cruz, la oración con la Cruz y la bendición con la misma de todos los campos y de nuestra querida ciudad de Lorca». Y se mostró agradecido porque cada año sean más los que acuden a participar de esta recuperada tradición.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos