Un bando del alcalde reclama civismo a los ciudadanos en las procesiones

EFE LORCA.

El alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha proclamado un bando en el que reclama civismo a los ciudadanos durante la celebración de las procesiones y en el que establece varias prohibiciones, como el uso de elementos pirotécnicos que puedan dañar a espectadores o procesionistas.

En el bando, Gil recuerda que, durante la Semana Santa, Lorca se convierte «en un centro turístico» y conmina a los lorquinos a «estar a la altura en lo procesionista y en lo social» y a ser «ejemplo no solo de cómo vivir una pasión diferente, sino de comportamiento cívico».

La orden de alcaldía prohibe de forma expresa la compra, venta y uso en las tribunas desde las que se presencian las procesiones de elementos acústicos como bocinas, que puedan alterar el correcto discurrir» de las mismas, y el lanzamiento de cualquier tipo de objetos a la carrera por la que pasan los desfiles bíblico pasionales.

También prohíbe a los que participen en la procesión arrojar objetos a los espectadores.

Temas

Lorca