El Ayuntamiento no abrirá el comedor escolar en verano por falta de presupuesto

I. R.

El Ayuntamiento no abrirá el comedor escolar en verano, para atender a niños en situación de vulnerabilidad, por problemas «de plazos» y también «económicos». Lo anunció la concejal de Educación, Antonia Pérez, que puso de manifiesto que «estamos trabajando con un presupuesto prácticamente concluido y haciendo malabares» para terminar los seis meses que quedan.

La edil anunció que la puesta en marcha de los comedores escolares es una meta del actual equipo de gobierno para que los niños que durante el curso escolar tienen una beca de comedor, por necesidad, también puedan ser atendidos fuera del periodo lectivo. «Estos menores comen también en verano y necesitan ser atendidos» cuando terminan las clases y durante los períodos de vacaciones, dijo. Pérez se comprometió a que el servicio pueda funcionar el próximo curso.

IU: «Es una prioridad»

El portavoz de IU, Pedro Sosa, criticó que el PSOE se escude en la falta de presupuesto para renunciar a uno de sus compromisos y le instó a reducir el gasto en partidas superfluas, o hacer una modificación presupuestaria, si es preciso, para buscar una solución urgente a este problema.

Dudó de que el Ayuntamiento no tenga dinero para «pagar un plato de comida y un yogur» a los niños en situación de vulnerabilidad durante dos meses. Sosa mostró su «estupefacción» al conocer que la primera medida de recorte haya sido la cancelación del comedor escolar, que el PSOE reclamó de forma insistente cada verano desde 2015 al equipo de gobierno, entonces del PP.