La iglesia de San Juan será recuperada como un nuevo espacio cultural

Vista aérea de la iglesia de San Juan después de la colocación de un armazón de hierro en la torre y en algunas de sus capillas para evitar las deformaciones de sus muros tras los daños que sufrió como consecuencia del terremoto de mayo de 2011./
Vista aérea de la iglesia de San Juan después de la colocación de un armazón de hierro en la torre y en algunas de sus capillas para evitar las deformaciones de sus muros tras los daños que sufrió como consecuencia del terremoto de mayo de 2011.

El Ayuntamiento adjudica por 72.600 euros los trabajos previos a las obras de rehabilitación integral del templo

A. S. / P. W. R.

La iglesia de San Juan era la única para la que aún no había previstas obras de rehabilitación tras los daños ocasionados por los terremotos de mayo de 2011. El templo será no solo restaurado y puesto en valor, sino que acogerá dependencias culturales que posibilitarán la revitalización del barrio en el que se enclava. Ayer la portavoz municipal, María Belén Pérez, anunció que se ha adjudicado, provisionalmente, la redacción del proyecto de excavación y rehabilitación del templo que tendrá «uso municipal».

Los trabajos, que cuentan con una subvención de 72.600 euros de la Consejería de Cultura, consistirán en el levantamiento topográfico y volumetría en 3D, estudio geotécnico, proyecto básico y de ejecución, actuación arqueológica y ensayos sobre la cal, mortero, yeso y pinturas murales, además del estudio de seguridad y salud.

Tras estas actuaciones se acometerá la recuperación integral del templo para el que antes del terremoto ya había un proyecto que pretendía construir en él un centro cultural con sala de exposiciones y de conferencias, entre otras. La puesta en valor del monumento cobra protagonismo en un momento en que se ha realizado una actuación integral en el barrio al que da nombre, creando una nueva ruta que pasa justo por el atrio de la iglesia de San Juan, en dirección al castillo.

La financiación de las obras de rehabilitación, según la portavoz municipal, serán costeadas con cargo al 1,5% cultural que el Gobierno central destina a la recuperación de edificios históricos. Con la recuperación del monumento se daría por concluida la rehabilitación del patrimonio religioso dañado tras los seísmos.

Pendientes de iniciarse en ellas actuaciones están únicamente la iglesia de Santa María, San Pedro y San Juan, ya que el resto bien han sido recuperadas o se encuentran en la recta final de las obras. Es el caso de la colegiata de San Patricio, la iglesia de San José, la de San Diego, santuario patronal de la Virgen de las Huertas y de Cristo Rey, que se espera puedan reabrir sus puertas en los próximos meses.

La semana pasada se anunció el inicio de la rehabilitación de la ermita de San Lázaro. Su uso, como en el caso de las iglesias de San Pedro, Santa María, San Juan y San Roque, ha sido cedido por el Obispado al Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos