Con influencias de París

Balcón principal del piso superior del edificio de la antigua Cámara Agraria que se sitúa en la céntrica calle Corredera. /
Balcón principal del piso superior del edificio de la antigua Cámara Agraria que se sitúa en la céntrica calle Corredera.

Dejan al descubierto la fachada del único edificio modernista de la ciudad. En los últimos días se han retirado los andamios que lo cubrían para propiciar su restauración

LA VERDADLORCA

Este fin de semana se podrá contemplar en todo su esplendor la fachada del edificio de la antigua Cámara Agraria. El único edificio modernista de la ciudad ha sido restaurado en los últimos meses, lo que ha permitido poner en valor su excepcional fachada. Se convierte así en uno de los inmuebles más destacados de la céntrica calle Corredera. En los últimos días muchos han sido los que han hecho un alto frente al edificio para disfrutar de los detalles que ideó para él su arquitecto, el cartagenero Mario Spottorno y Sanz de Andino.

Oficina de Turismo

Centro de Visitantes de la Merced. Calle Puerta de San Ginés. Horario: Sábados, de 10 a 14 horas y de 17 a 20.30 horas, y domingos (solo por la mañana). Teléfono 968 44 19 14. Página web: 'www.lorcaturismo.es'.

Aparcamientos

San Vicente. Glorieta de San Vicente. Teléfono: 968 44 10 33. Precio una hora, 1,20 euros. Disponen de un servicio gratuito de bicicletas para recorrer la ciudad.

Colón. Plaza de Colón. Teléfono 968 44 28 09. Precio una hora 1,50 euros. Día completo, 18 euros.

Lorca Plaza. Calle General Eytier. Teléfono: 968 47 11 74. Precio una hora, 1,55 euros. Día completo, 16,10 euros.

Dormir

Hotel Jardines de Lorca. Cuatro estrellas. Alameda de Rafael Méndez. Habitación doble con desayuno (dos personas), 70 euros (IVA incluido). Más información: 'www.hotelesdemurcia.com'.

Aperitivo

Gamba blanca cocida, 4 euros; pulpo a la gallega, 6 euros; tostada 'pura vida' con lomo de Sajonia, queso fresco y mermelada, 3,30 euros; caña clásica, 1,30 euros; Cervecería Alblanca. Plaza de Calderón de la Barca. Horario: de 8 a 24 horas.

Comer

Gazpacho lorquino, 2,5 euros; salmorejo, 3,50 euros; bacalao gratinado con alcachofas en salsa de queso, 4,50 euros; cazuelas de verduras y pescado de temporada, 4,50 euros. Restaurante Segoviano. Calle Terrer Leonés. Horario: De lunes a sábado de 9 a 24 horas.

Merendar

Milhojas. De trufa, crema, nata y dietéticas, 1,60 euros ración. Pastelería Zenón. Plaza de Calderón de la Barca esquina con calle Lope Gisbert. Teléfono: 968 44 36 73. Horario: De 8 a 24 horas. Obrador de la pastelería, con venta al público, en calle Abenhalaj, 11 (junto a Plaza del Negrito).

Comprar

Jarapas. De María Martínez, de La Paca; de Asprodes; de Coy Artesana, Artellano; y Francisco Espín Mateo. De 5 a 60 euros. Centro Regional de Artesanía. Calle Lope Gisbert (junto al Palacio de Guevara). Teléfono: 968 46 39 12. Acaban de inaugurar una sección de alimentación.

Pero será probablemente a partir de esta tarde cuando se retiren las vallas y contenedores que ocultan los últimos detalles de la restauración de la fachada. Entonces, podrá verse tal y como lo concibió Spottorno, sobrino del filósofo Ortega y Gasset, que no pudo verlo concluido al morir con treinta y pocos años. El joven se formó profesionalmente en Barcelona en pleno apogeo modernista, lo que queda claramente reflejado en los acentos ornamentales que aparecen en la fachada del inmueble. El historiador Javier Pérez Rojas aseguró hace algunos años que el inmueble presenta influencias de Lavirotte, en particular de la casa de la avenida Rapp, 29 de París. Esta casa 'art nouveau' está considerada como la obra maestra de Jules Lavirotte. En 1901 le concedieron el premio a la mejor fachada que otorgó el Ayuntamiento de París. La rehabilitación del edificio de la antigua Cámara Agraria ha permitido recuperar toda la carpintería. Las caras talladas de los ventanales de la primera planta han vuelto a resurgir, como también las viejas lámparas que aparecen a uno y otro lado del primer balcón. De inmediato se iniciará la segunda fase de los trabajos que pondrán en valor el interior del edificio al que ya se le están suprimiendo las barreras arquitectónicas.