Casi 1.400 beneficiarios aún no han justificado las ayudas por los daños del seísmo de Lorca

Imagen de archivo de una protesta de los afectados por el terremoto. /Paco Alonso/ aGM
Imagen de archivo de una protesta de los afectados por el terremoto. / Paco Alonso/ aGM

El Ayuntamiento refuerza el personal de la Oficina del Terremoto para agilizar el proceso, ya que el plazo acaba el día 26

INMA RUIZLORCA

Un total de 1.389 beneficiarios de las ayudas públicas para reparar viviendas dañadas por los terremotos de 2011 todavía no han presentado la documentación para justificar el uso dado al dinero, cuando apenas faltan dos semanas para que expire el plazo dado por la Comunidad Autónoma. De las 2.741 familias afectadas por el procedimiento solo la mitad se ha acogido a la fórmula de la cuenta simplificativa justificada que estableció la ley autonómica 8/2018 para abreviar la tramitación.

El plazo para presentar la documentación (que incluye un informe técnico municipal para acreditar las obras realizadas en la vivienda y una declaración jurada del perceptor de las ayudas) finaliza el día 26 y, ante su inminente vencimiento, el alcalde, Diego José Mateos, se vio obligado ayer a hacer un llamamiento a los afectados que tengan pendiente este trámite para que presenten la documentación y «puedan dar carpetazo a sus expedientes» después de ocho años.

Mateos precisó que cuando entró a la alcaldía ordenó reforzar el servicio de atención en la Oficina del Terremoto. Pese a ello, muchos de los afectados no contestan a las llamadas del Ayuntamiento o no se presentan a las citas con los técnicos, lamentó ayer el alcalde. Mateos pidió «un último esfuerzo a los ciudadanos» porque de lo contrario «difícilmente se podrá justificar ese dinero».

Solicitud de prórroga

Por este motivo, el primer edil ha solicitado a la Consejería de Fomento que estudie ampliar el plazo de presentación del procedimiento simplificado de justificación de las ayudas. Según dijo, aunque la ley se aprobó en agosto de 2018 hasta noviembre no estuvo disponible el modelo burocrático para que los vecinos afectados presentaran su solicitud acompañado de su documentación. También pidió que se convoque, con carácter oficial, la comisión de seguimiento del convenio entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento para valonar la justificación de estos expedientes.

Según Mateos, «hay que buscar soluciones a esta situación» y le pareció conveniente «dar tres o cuatro meses más» a los beneficiarios de las ayudas que «por desconocimiento, falta de información o por dificultad para presentar los documentos justificativos de las reparaciones» aún no los han remitido.

Esa prórroga llevaría aparejado que no podrían cerrarse todavía los expedientes de las personas que sí han presentado la cuenta justificativa simplificada y que tendrían que esperar al nuevo plazo para que se archiven de forma definitiva sus casos.

Los servicios jurídicos municipales estiman, «sin género de dudas», que 398 expedientes de los que se han acogido a la fórmula legal ya estarían prescritos, por lo que se tendría que proceder a su archivo.