López Miras: «Por fin se abre una puerta para la esperanza y la ilusión tras 260 días a la deriva»

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras./Martínez Bueso
El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras. / Martínez Bueso

El presidente de la Comunidad cree que Pedro Sánchez «menosprecia a los españoles» por convocar elecciones en «una de las fechas más importantes para sus tradiciones, como es la Semana Santa»

Marta Semitiel
MARTA SEMITIEL

Ante la convocatoria de elecciones generales para el domingo 28 de abril, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, se muestra satisfecho, pues «después de 260 días a la deriva», según calificó al gobierno del PSOE, «por fin se abre, y esto es lo más importante, una puerta para la esperanza y para la ilusión». Una decisión de Pedro Sánchez que, según considera López Miras, la ha tomado «forzado sin ninguna duda por la voz de miles de españoles, cuando le pedimos desde Colón que nos dejase hablar en las urnas» en la manifestación convocada por los partidos de derechas el fin de semana pasado.

Para López Miras, el 28-A será el momento en que «todos los españoles podamos elegir entre dos proyectos diferenciados». El del PSOE, «que significa desaceleración económica y subida de impuestos» y que, en palabras del presidente de la Comunidad, está encabezado por aquellos que «utilizan la educación para adoctrinar, que defienden la figura del relator para darle protagonismo a los que quieren romper España, los que cuestionan los valores de la familia», y a nivel regional, «los que callan cuando se cierra el trasvase por primera vez en 40 años y han parado todas las infraestructuras». Y por otro lado, el proyecto del PP, «que es un modelo de creación de empleo de calidad y bajada de impuestos», liderado por aquellos «que creemos en España, los que luchamos por la familia y por el agua, los que damos oportunidades a través de las infraestructuras -ya tendríamos AVE en la Región si hubiéramos estado nosotros en el Gobierno- y hemos abierto el aeropuerto».

El coste de las elecciones

Entre otras cosas, el presidente criticó de forma contundente que Pedro Sánchez haya elegido la fecha del 28 de abril para convocar las elecciones. Para él es una muestra más del «desprecio que Pedro Sánchez siempre ha mostrado hacia los españoles y sus costumbres», pues «a nadie se le escapa que las hace coincidir con una de las fechas más importantes para los españoles, para sus tradiciones y sus costumbres, como es la Semana Santa».

Además de este menosprecio, el presidente de la Comunidad también destaca que estos comicios generales se celebrarán a menos de un mes de las elecciones autonómicas: «Pedro Sánchez va a hacer que los españoles pasen, en menos de un mes, dos veces por las urnas y ese capricho va a costar a todos los ciudadanos en torno a 200 millones de euros».

«Un despropósito», para el alcalde de Lorca

En la misma línea, el alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, también del PP, consideró un «dislate» el anuncio de elecciones para el 28 de abril, y anunció que su partido no participará en la «pegada de carteles» que abre la campaña electoral por coincidir con el inicio de la Semana Santa.

En rueda de prensa, pidió que la campaña «no interfiera» con la celebración de la Pascua, que en Lorca está declarada de interés turístico internacional, y recordó que el arranque de la campaña coincide esa madrugada con la Serenata del Paso Azul, que reúne a miles de lorquinos a las puertas de la iglesia de San Francisco en el inicio de esas fiestas religiosas.

Gil criticó que «el último servicio a España de Pedro Sánchez haya sido convocar las elecciones, por primera vez en la historia, de tal manera que coincida la campaña electoral con la Semana Santa» y lo ha considerado «un despropósito».

El político del PP defendió que la Semana Santa española es «un recurso religioso, cultural pero, sobre todo, turístico», y subrayó: «Aquí en Lorca no debemos permitir que la campaña electoral interfiera en la Semana Santa que es lo más importante que tenemos en esta tierra».