«La liga italiana de fútbol sala es mucho más agresiva que la española»

«La liga italiana de fútbol sala es mucho más agresiva que la española»

Teófilo Cano Gómez es un jugador de fútbol sala de Abarán

JESÚS YELO

El futbolista abaranero Teófilo Álvaro Cano Gómez (Abarán, 1988) triunfa en la liga italiana de fútbol sala. En las dos temporadas que lleva allí, ha jugado con el Viterbo y el Molfetta, y con este último logró el ascenso a Segunda División. Teo, como le conocen, se ha convertido en un jugador muy popular en Italia. En España ha jugado en todas las categorías de fútbol sala y ha formado parte de las diferentes selecciones murcianas. Además, dirige una empresa de descensos por el río Segura.

-¿Qué es lo que le motivó a trasladarse a Italia?

-La temporada 2016-2017 estuve jugando en el Jumilla Fútbol Sala, y allí coincidí con jugadores que conocen el mercado italiano, así que decidí embarcarme en esta aventura.

-A su llegada, ¿qué es lo que más le impactó?

-Cuando llegué a Molfetta, el recibimiento fue muy cálido; me estaban esperando en el aeropuerto el manager del club y el preparador físico, circunstancia que en España no me había ocurrido nunca.

-¿Le costó trabajo adaptarte a la liga italiana de fútbol sala?

-Nada, en absoluto. Siempre he considerado que un equipo lo forman personas unidas y en este club se funciona como una familia. No echaba de menos a mis padres ni a mi familia, aunque estaba todos los días en contacto con ellos.

-¿Cómo es su día a día en Italia?

-El clima es similar al nuestro, pero, como estoy en un pueblo costero, la temperatura es muy suave en invierno, lo que te permite hacer deporte por la mañana. Por las tardes, un poco de gimnasio y dos horas de entrenamiento, tres veces por semana.

-¿Cómo le ha tratado la afición en estos dos años?

-La afición de Molfetta es extraordinaria. He recibido el cariño de ella y me han tratado como a un rey, no solo la afición, sino también todo el cuerpo técnico. De hecho, muchos integrantes, como utilleros, fisioterapeutas, preparador físico y compañeros de equipo, han visitado Abarán invitados por mí.

-¿Qué diferencias aprecia respecto a la liga española de fútbol sala?

-La liga italiana es mucho más dura, más agresiva y con mucho contacto. En España es más individual y no se suelen producir entradas contundentes.

-¿Da para vivir cómodamente la liga italiana?

-En las categorías de que estamos hablando, Tercera y Segunda división, los sueldos son equiparables a un sueldo medio en España, pero a eso hay que añadir la manutención y el alojamiento. Por lo tanto, una familia que se dedique al fútbol sala y colabore con las categorías inferiores puede perfectamente vivir cómoda.

-¿Cuáles son sus mejores virtudes como futbolista?

-No soy el más indicado para valorar mis propias virtudes, pero el hecho de haber marcado más de sesenta goles y conseguir el campeonato de liga, la copa de la categoría y la Copa de Italia, creo que es suficiente aval para resaltar mis cualidades.

-¿Cuál es su mejor recuerdo?

-Son muchos los recuerdos que en estas dos temporadas me he traído de Italia. Aparte de los trofeos conseguidos y las innumerables muestras de cariño de toda la gente que me ha rodeado, destacaría la belleza de las ciudades italianas, Roma, Venecia, Viterbo, Alberobello. En fin, todo ha sido muy grato para mí.

-¿Seguirá allí la próxima temporada?

-Son muchas las amistades de allí que me han rogado que volviera la próxima temporada, pero primero tengo que resolver varios asuntos familiares y, si todo va bien, quizás vuelva en diciembre para colaborar con el equipo y lograr otro ascenso de categoría.

-¿Qué consejos daría a aquellos que quieren probar suerte fuera de España como usted?

-Creo que es una experiencia maravillosa en la que al mismo tiempo que haces lo que te gusta, el fútbol sala, estás conociendo gente nueva, otro país y, sobre todo, otro idioma.