La liberación del sospechoso de un crimen mafioso llena de sombras la investigación

El fallecido, Giuseppe Nirta, y la que era su novia, Cristina E. / lv
El fallecido, Giuseppe Nirta, y la que era su novia, Cristina E. / lv

La juez instructora excarcela sin fianza a un italiano que llevaba seis meses en prisión por el asesinato en Águilas de Giuseppe Nirta

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

La puesta en libertad sin fianza del ciudadano italiano Giuliano V., de 60 años de edad, quien ha permanecido seis meses encarcelado como principal sospechoso del asesinato en Águilas de un compatriota presuntamente vinculado al crimen organizado, Giuseppe Nirta, ha arrojado un buen puñado de sombras sobre la investigación que impulsa la Guardia Civil bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Lorca. La decisión adoptada por la magistrada Carmen Alcayde de excarcelar a Velo, que se materializó este jueves por la tarde, parece la mejor confirmación de que los indicios de delito en los que se sostenía esa hipótesis policial han quedado prácticamente desvanecidos.

En estos momentos, las gestiones se orientan hacia una supuesta implicación de la que era la novia del fallecido, Cristina E., quien fue arrestada e ingresada en prisión el mes pasado, en lo que significaba un drástico e inopinado giro de las pesquisas policiales. El hecho de que las diligencias judiciales estén declaradas secretas en todo lo que afecta a esa mujer ha impedido conocer cuál sería su grado de participación en los hechos, como también el material probatorio de que se dispone. Los datos que trascendieron en su momento indicaban que su relación con el crimen sería como presunta cooperadora necesaria, lo cual apunta a que no habría sido la persona que disparó varias veces contra Giuseppe Nirta, en la noche del 9 de junio de 2017, cuando llegaba con su novia a su chalé del paraje aguileño de El Charcón.

Fuentes próximas al caso especulan con que la vinculación de Cristina E. con estos hechos podría derivarse del hecho de que Nirta, que los días previos se encontraba fuera de la Región y que regresó a Águilas de forma inesperada, podría haber desvelado la presencia de su novio en el municipio. De otra forma, señalan, difícilmente podría el asesino -o asesinos- conocer que estaba de nuevo en Murcia y no habría podido tenderle la mortal celada.

Ahora, la única persona privada de libertad es la rumana Cristina E., que era la novia del fallecido

Las mismas fuentes insisten en que la liberación del hasta ahora principal sospechoso, Giuliano V., de 60 años -recientemente solicitada por su letrado, Francisco Bernal Salvador, del despacho de Manuel Maza Ruiz-, implica un reconocimiento tácito de que las pruebas en su contra cada vez resultan menos consistentes. De otra forma, indican, no se explicaría la liberación de un presunto asesino, al cabo de solo seis meses en prisión preventiva, sin fianza y más teniendo en cuenta que se trata de un hombre que ya huyó de España durante un permiso penitenciario.

La juez ha tomado otras medidas para asegurar que no intenta sustraerse a la acción de la Justicia, como la retirada del pasaporte, la prohibición de salir del país y la obligación de comparecer en el juzgado a diario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos