Juicio por un altercado al acusado de matar a su madre y su hermano

Iván G. P., el joven acusado del asesinato de su madre y su hermano./Vicente Vicéns / AGM
Iván G. P., el joven acusado del asesinato de su madre y su hermano. / Vicente Vicéns / AGM

Iván G. reconoce que insultó y agredió a un guardia civil en un control, pero su pena quedará en suspenso

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Iván G. P., el acusado del asesinato de su madre y su hermano en Las Torres de Cotillas, volvió ayer a pisar los juzgados. El joven acudió a la Ciudad de la Justicia de Murcia para afrontar una vista por un altercado policial que él y su exnovia protagonizaron hace cinco años. El presunto parricida, que afrontaba inicialmente un año de prisión, reconoció los hechos y logró así reducir su condena a seis meses de cárcel.

Una pena que, además, a petición de su letrado defensor, Luis Santos, quedará en suspenso. Iván, que actualmente se encuentra en prisión provisional, deberá cumplir, por lo tanto, 36 días de trabajos en beneficio de la comunidad e indemnizar en cantidades que suman 260 euros a uno de los guardias civiles a los que agredió.

Los hechos que ayer fueron enjuiciados por parte de la titular del Juzgado de lo Penal número 4 de Murcia se remontan a noviembre de 2013. Una noche Iván y su novia fueron detenidos en uno de los controles de verificación de persona y vehículos que el Instituto Armado despliega en carretera. Según reconocieron ambos en el juzgado, en el transcurso de un altercado llegaron a insultar y agredir a alguno de los agentes.

Inicialmente Iván y su exnovia afrontaban un año de cárcel por un delito de atentado a agente de la autoridad y una multa por un delito leve de lesiones. Finalmente, tras alcanzar un pacto con el Ministerio Público, ambos fueron condenados solo por el primer delito a seis meses de cárcel, pena que quedará suspendida condicionada al hecho de que no vuelvan a delinquir en los próximos dos años.

El letrado defensor de Iván solicitó ayer a la Policía unos minutos tras la vista para que el joven pudiese abrazar a su padre, quien acudió a apoyarle a la vista.

 

Fotos

Vídeos