Denuncian la agresión a una doctora en Las Torres de Cotillas por parte de una paciente

La mujer tuvo que ser trasladada al Hospital Morales Meseguer, donde le diagnosticaron un infarto de miocardio, del que ya se recupera

EPMurcia

La Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) exige al Servicio Murciano de Salud (SMS) más seguridad en los centros de salud tras la agresión verbal, con amenazas e intimidación, que sufrió una doctora hace unos días en el Centro de Salud de Las Torres de Cotillas por parte de una paciente.

Los hechos se remontan a la semana pasada, cuando una paciente solicitó a la doctora, de forma insistente, que le recetara más derivados mórficos y tranquilizantes mayores. La doctora, que no es su profesional de referencia, le explicó que no podía recetarle otra dosis, ya que aún no había pasado el tiempo suficiente para expedir una nueva receta.

Ante la negativa, la paciente se puso agresiva y profirió amenazas verbales provocando una situación muy violenta. La doctora se limitó a darle una copia de la receta electrónica que tiene protocolarizada, según expone el sindicato en un comunicado de prensa.

La paciente se acercó a la farmacia donde no quisieron entregarle los medicamentos, dado que ya los había retirado previamente, por lo que volvió al centro de salud «y con una agresividad extrema siguió insultando y amenazando a la doctora», que se vio obligada a encerrase en la consulta.

Según afirman las mismas fuentes, la situación fue tan violenta que el personal del centro de salud se vio obligado a llamar a la Policía Local para que actuase.

En este escenario, la doctora sufrió un fuerte cuadro de ansiedad que le provocó un intenso dolor en el pecho por lo que tuvo que ser trasladada al Hospital Morales Meseguer, donde le diagnosticaron un infarto de miocardio, del que ya se recupera.

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ya ha abierto expediente por el suceso y ha puesto a disposición de la doctora sus servicios jurídicos.

Más medidas de seguridad y control

No obstante, la FeSP-UGT exige al Servicio Murciano de Salud que aumente las medidas de seguridad y control de acceso y recuerda que en las últimas semanas se han producido varias agresiones en centros de salud de la Región y que los insultos son una constante, por lo que deberían actuar de manera inmediata y contundente.

Además, FeSP-UGT solicita al SMS campañas de concienciación ciudadana sobre el trato correcto al personal sanitario y no sanitario de estos centros, «encargados de velar de algo tan importante como la salud de todos».