El Consistorio recibirá 3,9 millones por un convenio frustrado

El extinto Banco Popular deberá abonar esa cantidad al Ayuntamiento como avalista de un proyecto urbanístico que no llegó a ejecutarse

EFETorres de Cotilla.

El extinto Banco Popular deberá abonar al Ayuntamiento 3,9 millones de euros como avalista de un convenio urbanístico, firmado en 2007 con la empresa Proyectos y Desarrollos Urfesan, que no llegó a ejecutarse. Así se dispone en una sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que estima el recurso que el Consistorio presentó contra la resolución dictada por otro juzgado. Esta dio la razón a la empresa, al asegurar que cuando aquel instó la ejecución del aval lo hizo fuera de plazo.

El TSJ señala que el juzgado de lo Contencioso al que correspondió el recurso presentado por la empresa lo estimó y dejó sin efecto los requerimientos hechos por el Ayuntamiento al banco para que procediera al ingreso de los 3,9 millones de euros avalados. En la demanda planteada por Proyectos y Desarrollos Urfesan constaba que el aval había perdido su vigencia cuando se hizo el requerimiento de pago, y que este no podía realizarse de plano, sino que debía tramitarse el correspondiente procedimiento, con intervención y audiencia del avalista.

El TSJ asegura que en el documento en el que se recogía la prestación del aval se indicaba que el mismo estaría en vigor hasta que el Consistorio, o quien en su nombre resultara habilitado para ello, autorizara su cancelación o devolución. Añade que esa garantía sería por dos años, «contados desde la aprobación del Plan General, entonces en tramitación, o mediante la presentación por la compañía avalada del documento de recibo o carta de pago que acredite haber cumplido con el abono de los importes garantizados». En este caso, asegura, «no consta dicha cancelación o acuerdo de devolución, ni que el banco la instara si consideraba que procedía».

 

Fotos

Vídeos