El dolor invade a los vecinos por la muerte del pequeño José Alberto, que será enterrado hoy

Vecinos ayer en la puerta del tanatorio. /
Vecinos ayer en la puerta del tanatorio.

FRANCISCO SÁNCHEZ

José Alberto C. E., el niño de cuatro años que murió el domingo en Las Torres de Cotillas tras ser atropellado por un coche, será enterrado hoy en el cementerio de la localidad tras la misa funeral que se celebrará a las 10.30 horas en la iglesia de Los Pulpites. El pequeño, que este mismo mes iba a cumplir cinco años, fue arrollado por un turismo en la calle Goya, frente al edificio donde vive su familia, cuando salió de su casa con su tía a comprar pan.

Según la Policía Local, que ha abierto una investigación sobre el accidente mortal, todo apunta a que el niño cruzó la calle sin percatarse de que venía un vehículo.

Pese a los esfuerzos de los médicos, el pequeño falleció en el servicio de urgencias del centro de salud de Las Torres de Cotillas, donde lo llevó rápidamente su madre, María José, por sus propios medios tras el accidente. El cuerpo de José Alberto fue trasladado ayer al mediodía al tanatorio de Fátima de Los Pulpites, donde ha sido velado por familiares, vecinos y amigos de la familia. Las escenas de dolor y de consternación se repitieron durante toda la jornada, y muchos ciudadanos de Las Torres de Cotillas se acercaron al tanatorio para dar el pésame a los padres, que tienen otros dos hijos, de seis y ocho años de edad.

La localidad de la Vega Media se despertó ayer conmocionada por la tragedia. El Ayuntamiento decretó tres días de luto oficial en el municipio (que concluyen hoy, martes) por el fallecimiento del niño de cuatro años. «Estamos tremendamente consternados ante esta fatalidad», dijo ayer el alcalde, Domingo Coronado. El Consistorio guardó ayer un minuto de silencio en memoria del pequeño, un acto que fue presidido por el primer teniente de alcalde, Pedro Cabrera.