Una junta rota por tensiones internas

Manuel García Sánchez, actual presidente del Colegio. / j. l.
Manuel García Sánchez, actual presidente del Colegio. / j. l.

El nuevo vicepresidente del Colegio de Enfermería traslada su intención de dimitir por discrepancias

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

La junta que gestiona desde hace poco más de una semana el Colegio de Enfermería de la Región está sometida a fuertes tensiones internas. Las discrepancias entre algunos de sus integrantes son profundas, según ha podido confirmar 'La Verdad'. Tanto que el vicepresidente, José Francisco Medrano, ha comunicado a su entorno su intención de presentar su «dimisión irrevocable». Se trataría del cuarto miembro, de un total de ocho, en abandonar por unos u otros motivos este órgano de dirección provisional.

La junta de edad del Colegio fue nombrada por el Consejo General de Enfermería de España (CGE) en marzo del año pasado para sustituir a Amelia Corominas, cesada por haber convocado elecciones en 2016 sin la suficiente publicidad. Sin embargo, la nueva junta no pudo empezar a ejercer sus funciones hasta que Corominas dejó el cargo a finales de octubre, tras un largo enfrentamiento con el Consejo en el que, sucesivamente, fue perdiendo todas las sentencias judiciales.

De los ocho miembros de la junta de edad nombrados en marzo, dos fueron destituidos al día siguiente, después de que 'La Verdad' revelase que ni siquiera estaban colegiados. A estas dos bajas se sumó la dimisión de una vocal que no llegaba a los 40 años, pese a que según los estatutos el órgano de dirección provisional debe estar formado por los colegiados de mayor edad. Ahora, es el vicepresidente, José Francisco Medrano, el que ha manifestado su intención de abandonar el cargo. Ni el presidente de la junta de edad, Manuel García, ni el Consejo General confirman su dimisión, de la que aseguran no tener constancia por escrito. Tampoco el interesado quiso ayer hacer declaraciones.

El órgano provisional de dirección ha perdido ya a la mitad de sus integrantes iniciales

Pero 'La Verdad' ha podido contrastar que el vicepresidente, encargado de la gestión de la sede del Colegio en Cartagena, mantiene abiertas discrepancias con sus compañeros de la junta en Murcia. Estas tensiones le han llevado a plantear su deseo de dejar el cargo.

Una historia turbulenta

El Colegio de Enfermería de la Región arrastra una larga historia de turbulencias internas. Quien fuera presidente de la institución durante más de una década, Diego Gutiérrez, y su tesorero, Jesús Cobarro, se sentarán en breve en el banquillo por posibles delitos societarios, estafa y administración desleal. También tendrá que responder por estos presuntos delitos Jesús Cobarro Jaén, hijo del extesorero y responsable de Comunicación de la institución. El fiscal les acusa de saquear casi medio millón de euros del dinero aportado por los colegiados con sus cuotas.

El Consejo General destituyó en 2011 a Diego Gutiérrez e intervino el Colegio hasta la convocatoria de unas elecciones que ganó Amelia Corominas, quien se había destacado como principal voz crítica frente a la corrupción de la etapa anterior. Corominas y el Consejo General protagonizaron a partir de ese momento un largo enfrentamiento que culminó con la destitución de la presidenta por la convocatoria de elecciones en 2016 sin la suficiente publicidad. Aunque Corominas siempre negó las acusaciones, el TSJ avaló la decisión del Consejo y el nombramiento de la junta de edad. Ahora, se ha abierto un nuevo periodo en el Colegio, pero los viejos conflictos permanecen. De momento, la junta aún no ha aclarado cuándo convocará nuevas elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos