«Queríamos entusiasmar con Xenysel y que la gente pidiese vino de Jumilla»

«Queríamos entusiasmar con Xenysel y que la gente pidiese vino de Jumilla»

Bodeguera Mayor 2019

LOLA TOMÁS.jumilla

Enhorabuena por su nombramiento.

-Muchas gracias. Nunca hubiera pensado que se dirigirían a mí para proponerme ostentar el cargo de Bodeguera Mayor. Lo cierto es que ha sido una sorpresa, pero también es un orgullo poder representar a Jumilla.

¿Le viene de cuna o tradición lo de ser bodeguera?

-Para nada. Mi padre regentaba un taller de chapa y pintura junto a mi tío y yo estuve trabajando allí durante veinte años. Después llegó la bodega.

¿Y la iniciativa cómo surge?

-Cuando me casé con el que hoy es mi marido, José María Martínez. Él era agricultor y conocedor del sector. Cuando tuvimos a nuestras hijas fue cuando tomamos la decisión de poner en marcha nuestra propia bodega en un pequeño terreno ubicado en el paraje de la Hoya Torres.

Vaya aventura...

-Cierto, así comenzó. En el 2006 ya la teníamos y con una filosofía muy clara desde el principio: elaborar vinos de calidad, aunque no en cantidad, para que las personas que los probasen se entusiasmasen con el vino y volviesen siempre a pedir un Jumilla.

¿Y quién sabía de vinos?

-No teníamos ni idea, pero nos pusimos en manos de un profesional enólogo. Con el trabajo en la viña que realizaba José María y el de la bodega con el enólogo todos fuimos aprendiendo y madurando todavía más nuestro proyecto.

¿Cuánto tiempo llevan en el sector?

-Llevamos doce cosechas. Yo cuento en cosechas desde entonces. Recuerdo como el primer día el primer vino elaborado que etiquetamos con el nombre de Xenysel (Xenia, Nydia y Selene), las primeras sílabas de los nombres de mis hijas.

¿Qué tal anda Xenysel en el mercado?

-Nosotros mismos comenzamos con la distribución llevando unas botellas a los restaurantes de Jumilla, de Murcia, a ver si nos compraban aunque fuese una caja. Todo ha cambiado mucho desde entones y hoy en día ya estamos prácticamente en toda la geografía española, con un mercado que se encuentra en expansión por Europa, Estados Unidos y también en el continente asiático.