La Miniferia permite degustar cien vinos

Un grupo de asistentes, el sábado, en la Miniferia del Vino. /SIETE DÍAS
Un grupo de asistentes, el sábado, en la Miniferia del Vino. / SIETE DÍAS

El evento congregó a más de 2.000 vecinos y visitantes, que no perdieron la oportunidad de saborear los mejores caldos de la tierra

MARI CARMEN CAÑETE Jumilla

Es uno de los eventos que más afluencia tiene de los que se celebran en Jumilla a lo largo del año. Se trata de la Miniferia del Vino, que este año alcanza su 15 edición. Un evento organizada por la Asociación de Empresarios del Vino de la Región de Murcia (Asevin) y que el sábado congregó a más de dos mil personas en el jardín del Rey don Pedro.

Muchos jóvenes se dieron cita en este espacio, algo que agradó a la organización, ya que entiende que «es una manera de acercar el vino a la población juvenil». Además de los jumillanos, también participaron en esta feria personas llegadas de distintos puntos de la Región y de fuera de ella. Y se contó con la presencia de autoridades locales y regionales. No faltaron a la cita la alcaldesa, Juana Guardiola, ni el delegado del Gobierno, Diego Conesa. Igualmente hubo una representación de colectivos y asociaciones, así como organismos vinateros.

Como cada año, Asevin cuenta con la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Jumilla y con la del Ayuntamiento. De esta forma, Silvano García, presidente de Asevin, subrayó que «el sector del vino, el sector empresarial y los agricultores se merecen que la materia prima de la que salen los magníficos vinos de Jumilla tenga un peso destacado». Por su parte, el presidente del Consejo Regulador de la DOP Vinos de Jumilla, Pedro Lencina, explicó que «con este tipo de eventos se demuestra que poco a poco se hace montaña y con todo ello también se trata de hacer turismo rural, mostrando todas las riquezas de interior y dándole vida».

«El perfecto embajador»

La alcaldesa aprovechó para destacar que con la Miniferia del Vino «se rinde homenaje al producto estrella de nuestra tierra». Y el delegado del Gobierno afirmó que «este acto es un ejemplo de cómo se tienen que hacer las cosas. El sector vitícola debe ser una red en la que todos tenemos que aportar para ofrecer seguridad y certidumbre de cara al futuro». Conesa recordó que «se trata de una apuesta por el turismo de interior y una posibilidad de salir al exterior, ofreciendo imagen de una ciudad, de la Región y de España, siendo el vino el perfecto embajador».

Los caldos de Viña Campanero, Carchelo, Asensio Carcelén, Bodegas Silvano, Luzón, Juan Gil, Esencia Wine Cellar, Sierra Norte, Pío del Ramo, Xenixel, El Lagar de las Puntillas, Bodegas San Isidro, Alceño, Viña Elena, Bleda y Bodegas 1890 cautivaron a los asistentes, en una jornada en la que todo el mundo disfrutó de los productos estrella de Jumilla. Cien vinos para todos los gustos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos