Jumilla exprime su primer mosto

Las peñas depositan la uva para la pisada. /Lola Tomás
Las peñas depositan la uva para la pisada. / Lola Tomás

Mil kilos de uva de la Solana del Carche se emplearon en la tradicional ofrenda de las Fiestas de la Vendimia

LOLA TOMÁS

Jumilla. El primer mosto que se extrae de la variedad de uva Monastrell se llama 'Jumilla' y está recién exprimido. Una treintena de peñas de la Federación protagonizaron ayer la ofrenda al Niño de las Uvas en uno de los actos más emblemáticos de la Fiesta de la Vendimia.

Acompañando a los más de 300 peñeros estuvieron una docena de delegaciones procedentes de Murcia y Yecla, así como de localidades alicantinas y valencianas como Pinoso, Elda, San Vicente del Raspeig, Alzira, Gandía, Sueca, Monóvar, Almansa, Petrer y Albatana. Fueron los encargados de ir depositando en el lagar los mil kilos de uva vendimiadas horas antes en la Solana del Carche, propiedad de la firma Casa de la Ermita. El escenario del jardín de la Glorieta, presidido por la imagen del Niño de las Uvas, recreaba una gran bodega de antaño con un lagar de madera y todos sus aperos. Prensa, cofines, colodra, horca, polainas, alborgas... y hasta los pisaores, Elisa Martínez Navarro, José Ángel Jiménez Muñoz, Meritxel Coloma Cutillas, José Jiménez Ortega y Álvaro Jiménez Herrero.

Los máximos representantes de la fiesta, los vendimiadores mayores Alberto Guardiola y Ana Belén Arenas; y los infantiles, Pedro José Semitiel y Elena Lencina, junto al presidente de la Federación de Peñas, Guillermo González, y la bodeguera mayor, Fina Mari Martínez, tras depositar sus uvas en el lagar junto al edil de Festejos, José Antonio Jiménez, permanecieron en el escenario sin perder detalle del desarrollo de la ofrenda, la 'pisá' y la posterior extracción del mosto.

El pisaor de honor 2019, Juan Pablo Hernández, presidente de la Federación de Peñas Huertanas de Murcia fue el elegido para prestar a los pisaores de la peña Amigos del Campo su buen hacer.