El granizo deja daños en 565 hectáreas de frutales, viñedos y almendros en Jumilla

Granizo caído el pasado martes. /S. D. J.
Granizo caído el pasado martes. / S. D. J.

GUSTAVO LÓPEZ

La tromba de agua y granizo que cayó en Jumilla el pasado martes afectó a 565 hectáreas de cultivos, de las que 250 fueron de almendros, 220 frutales y 25 de viñedo, según los técnicos de las organizaciones agrarias. Los frutales más afectados fueron el melocotón, la nectarina y el paraguayo, que están en recolección, aunque también hay afección de pera en la zona de Jumilla y uva de mesa. Durante la jornada se registraron entre 20 y 40 litros por metro cuadrado en algunas zonas del término municipal. Los parajes que se vieron más afectados son El Rincón de Santa Ana, El Ardal, La Alquería, Herrada del Tollo, El Prado y El Hornillo.

En el casco urbano, la Policía Local llevó a cabo diferentes actuaciones con el objetivo de tratar de movilizar el tráfico para minimizar los colapsos, y reordenar y redirigir el mismo a zonas menos congestionadas. Se coordinaron igualmente actuaciones con la empresa Aguas de Jumilla que dispuso de un operativo de ocho efectivos para favorecer la evacuación de las aguas pluviales.

«En 30 minutos el agua pluvial quedó evacuada y la fluidez del tráfico restablecida. Se eliminaron obstáculos arrastrados por la lluvia y se trabajó para solucionar los problemas ocasionados por las tapas de alcantarilla levantadas, así como en sótanos o locales donde entró agua. Se cortaron calles y se auxilió a varios vehículos que quedaron detenidos en la calzada por la lluvia», según informó el concejal de Emergencias, Eugenio Aguado.