Los fieles demuestran su devoción en los actos en honor a la patrona de Jumilla

Un momento de la eucaristía. / M.J. González
Un momento de la eucaristía. / M.J. González

LOLA TOMÁS

Como cada 15 de agosto, Jumilla rindió culto a su patrona, la Virgen de la Asunción. La Cofradía de la Excelsa Señora celebró una solemne eucaristía por la mañana en la iglesia Mayor de Santiago que estuvo oficiada por el párroco Manuel de la Rosaa. Junto a la presidenta de la cofradía, Juana María Tomás, se encontraba la alcaldesa, Juana Guardiola, y los representantes de los colectivos festeros que conforman la Feria y Fiestas de Jumilla, como la Asociación de Moros y Cristianos D. Pedro I, la Federación de Peñas y Festival Nacional de Folklore. La procesión de la Solemnidad de la Virgen de la Asunción Patrona de Jumilla tuvo lugar por la tarde, tras la eucaristía. En el transcurso del itinerario se produjeron dos momentos emotivos de culto hacia la Virgen de la Asunción. El primero tuvo lugar en la puerta de la sede de la Junta Central de Hermandades de Semana Santa, donde los Jóvenes Cofrades elaboraron una gran alfombra artística con motivos marianos y alusivos a la patrona donde la imagen de la Virgen se detuvo y fue obsequiada a su vez con una lluvia de pétalos de flores que lanzaron desde el balcón de la Junta entre el fervor y aplauso de los presentes. En otro punto del recorrido, en la calle de los Pasos, los jóvenes de la Cofradía Jesús ante Herodes elaboraron dos lienzos con alusiones a Virgen de la Asunción. El resto del recorrido estuvo acompañado de una multitud de fieles y devotos de la imagen mariana, destacando una gran representación de los colectivos que organizan la Feria y Fiestas de Jumilla.

Temas

Jumilla