El PP de Jumilla denuncia la contratación y el pago en metálico de tres actuaciones

Un momento del espectáculo en el Teatro Vico. / Siete Días
Un momento del espectáculo en el Teatro Vico. / Siete Días

La edil de Cultura alega que el Presupuesto aún no estaba en vigor y que se recurrió a un reconocimiento de crédito

GUSTAVO LÓPEZ

La presidenta y portavoz municipal del PP en Jumilla, Severa González, confirmó ayer que, tras «la tramitación del expediente y con la votación en el Pleno ordinario del pasado lunes, emprenderemos las correspondientes acciones legales en base a la documentación e información que obra en el mismo, por ausencia del procedimiento de contratación y por la realización de pagos en metálico sin autorización de tres actuaciones en el Teatro Vico los días 9, 23 y 24 de marzo de 2019».

González recordó que «fue el único punto del orden que contó con el voto en contra del PP», donde incluso solicitaron, conforme al artículo 101 y 102 del Reglamento de Funcionamiento del Ayuntamiento, «la votación nominal del mismo, propuesta que fue rechazada por la mayoría absoluta del equipo de gobierno socialista». Y es que señaló que «después de 27 días pendientes de ser autorizados a examinar el expediente, a pesar de que la normativa establece un plazo límite de 5 días, observaron que, supuestamente, no solo se había incumplido la Ley de Contratos del sector Público sino también otros preceptos legales que podrían ser constitutivos de delito, como así lo manifiesta el informe conjunto de intervención y secretaría de 9 de mayo de 2019, al relatar la gravedad de los hechos contenidos en el mismo». En su opinión, la documentación que obra en el expediente evidencia que «es inadmisible el proceder de los mismos».

La edil de Cultura, Pilar Martínez, respondió que «están en su derecho de hacer lo que consideren oportuno, pero este tema ya se explicó en el Pleno, donde se dejó muy claro que la única intención de esta concejalía y del equipo de gobierno fue la de evitar cualquier perjuicio tanto a las dos compañías que tenían programada su actuación en el Teatro Vico, como a la banda de la asociación musical Julián Santos, que había preparado durante varios meses un proyecto muy especial y que tanto ellos como las otras dos actuaciones, tenían prácticamente vendido el aforo total del teatro».

Según Martínez, «ante la imposibilidad de poder formalizar los contratos en tiempo y forma porque el Presupuesto municipal todavía no había entrado en vigor, se decidió no suspender las actuaciones por el grave problema que se generaría tanto en los artistas como en los espectadores que habían comprado su entrada, y tratar este pago como si de un reconocimiento de crédito se tratara para aquellas facturas que no tienen consignación presupuestaria, algo que durante años se ha hecho por parte de todas las corporaciones para solucionar el pago de algún servicio que se había realizado, pero que no contaba con el contrato previo o consignación». Finalmente, fue tajante al declarar que «nadie se ha quedado dinero. Se le dio solución a un problema que, de otra forma, habría sido muy perjudicial».

Temas

Jumilla