Los jóvenes murcianos claman por el medio ambiente: «No hay planeta B»

Imagen de la protesta a su paso por Gran Vía./Javier Carrión / AGM
Imagen de la protesta a su paso por Gran Vía. / Javier Carrión / AGM

Los estudiantes toman las calles de la ciudad ante el llamamiento promovido por 'Fridays For Future' y la necesidad de visibilizar el cambio climático

SÓCRATES SÁNCHEZMurcia

Cientos de jóvenes acompañados de pancartas acudieron a la llamada de los distintos colectivos y plataformas que se movilizaron este viernes por la tarde dentro de la convocatoria internacional de la Huelga Mundial por el Clima. Una jornada reivindicativa en la lucha por el cambio climático y donde se llevaron a cabo diferentes actividades a lo largo del día para culminar la Semana Mundial del Clima, promovida por el movimiento 'Fridays for Future'.

La presencia de carteles inundó la plaza de la Merced: «Los dinosaurios también pensaban que les quedaba tiempo, «Comienza la cuenta atrás», «El dinero no salvará la vida del planeta», «La destrucción del planeta ya no es ciencia ficción» y «El momento de salvarlo es ahora», fueron algunos de todos los mensajes que se pudieron observar.

Los estudiantes congregados en la plaza universitaria mostraron su preocupación ante el futuro del planeta y la necesidad de un nuevo modelo socioecológico que no comprometa la superviviencia de la vida tal y como la conocemos. «Ya es hora de un cambio y de respetar de una vez por todas al medio ambiente, es necesario visibilizar la situación que estamos padeciendo. Es imprescindible que los políticos lo vean», señaló José, estudiante de Veterinaria. Sara, también estudiante de Veterinaria, mostró su hartazgo hacia el sistema económico actual que permite que el planeta vaya sin rumbo. «Este movimiento es crucial para lograr algo. Es muy fuerte que a la gente le diera igual que ardiese el Amazonas o que los daños de la lluvia de hace unas semanas causaran tantos estragos medioambientales», añadió la estudiante.

Otros asistentes a la movilización lamentaron que la subida del nivel del mar sea algo «inevitable» a este ritmo. «Es necesario que hoy estemos aquí luchando por el planeta, ya que las informaciones que se publican no son nada optimistas con respecto a la subida del nivel del mar. Un aspecto que puede golpear de lleno a una Región como la nuestra», explicó Jaime, estudiante.

Asimismo, algunos manifestantes mostraron su descontento ante la falta de asistentes a esta. «Mi primera impresión es que falta gente aquí, tiene que haber una mayor concienciación con el planeta Tierra», destacó Paloma, profesora. Algunos asistentes como Daniel señalaron que «aunque seamos pocos, es necesario enseñarle a los demás que hay una emergencia climática».

La manifestación transcurrió sin problemas por las calles murcianas, con el punto de partida desde la plaza de la Merced hasta Gran Vía. En la propia plaza Fuensanta se sumaron a la movilización más manifestantes, que acabaría en la Delegación del Gobierno donde se llevó a cabo la lectura de un manifiesto.

Las organizaciones convocantes han pedido esta misma semana que la Asamblea Regional declare el Estado de Emergencia Climática en la Región de Murcia, y que se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente las emisiones netas de gases de efecto invernadero.

Movilizaciones y marchas por todos los rincones

La manifestación ante la emergencia climática y por la Huelga Mundial por el Clima, convocada por Fridays for Future, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática y 2020 Rebelión por el Clima, reunió a 20.000 personas en las calles de Madrid, según la Delegación del Gobierno, una cifra que los organizadores elevan a más de 200.000. Entre algunos de los mensajes que los manifestantes difundieron en sus pancartas destacan 'No te metas con el futuro de nuestros hijos' o 'En pie por el futuro'. Comenzaron la marcha en la plaza de Atocha para acabar en la Puerta del Sol. En Londres, Nueva York y Sidney también se celebraron protestas similares el pasado 20 de septiembre. Además de la protesta en Madrid, se organizaron movilizaciones en multitud de municipios de todo el territorio nacional, así como una huelga general laboral en Aragón, Canarias, Euskadi y Navarra y una huelga estudiantil.

Más información