Una joven murciana logra que casi 300 personas recojan 2,3 toneladas de basura

Dos participantes recogen basura en el monte dentro de la iniciativa 'Santa Recyclaus'/
Dos participantes recogen basura en el monte dentro de la iniciativa 'Santa Recyclaus'

Difundió una iniciativa para recolectar despercicios durante las fiestas y consiguió que se llevaran a cabo batidas incluso en Canadá

EFEMurcia

Una joven murciana ha logrado estas Navidades que 290 personas recojan 2.312,3 kilogramos de basura en una iniciativa que lanzó en la red social Instagram bajo el nombre 'Santa Recyclaus' demostrando que se puede conseguir un cambio para lograr un ambiente limpio ante el desperdicio que ella vio en estas fechas.

Miranda, alumna de Bachillerato Internacional (BI) del instituto Alfonso X El Sabio de Murcia, dijo este martes que esta iniciativa no se debe a ninguna asignatura del centro educativo en el que cursa estudios sino a una idea que le surgió de camino al instituto cuando vio «un montón de basura debajo de unas luces de Navidad».

Aquello le hizo reflexionar sobre lo que significaba verdaderamente la Navidad para ella y aquel plan difundido en varias historias de Instagram gracias a la difusión de sus vídeos por otras personas que le seguían ha llegado al ámbito nacional e internacional.

Los primeros fueron cuatro participantes el día 21 de diciembre en el margen del río Segura, en Murcia, quienes recopilaron 45 kilogramos de basura, a los que siguieron dos días más tarde otros tres en el campus universitario de Espinardo, con 26,4 kilos, y cuatro más en la Casa de Campo de Madrid, con 2,5 kilos, así como otro más en el campo de Cartagena, con 25 kilos.

El día 25 la iniciativa incluso motivó a dos personas en Calgary (Canadá), con dos kilogramos de plásticos y el día 27 seis jóvenes se congregaron en el parque del Oeste de Madrid para recoger treinta kilos, mientras que en Badajoz lo hicieron dos que llenaron bolsas con trece kilos y otras dos en San Sebastián, con 8,1 kilos.

Así hasta 290 personas, siendo una de las citas más numerosas la de Logroño el día 29 de diciembre, con 108 kilogramos, así como trece ese día en Murcia capital, con 24 kilos, o las quince que se juntaron en el santuario de La Fuensanta de Murcia el día 26 recopilando hasta 130 kilos.

«Cambié al referente navideño de Santa Claus por el de Santa Recyclaus intercambiando las bolsas de regalos por bolsas de basura», explica Miranda, cuya aventura alejada de la rutina navideña motivó a muchos jóvenes en su lucha por un ambiente limpio.

«Creo que la visión de una ciudad sucia y contaminada afecta mucho a las personas, tanto en los actos como en la actitud», agregó, y explicó que al recoger conciencias tanto a ti mismo como a quien te ve.

«El objetivo inicial fue recoger y reciclar 350 kilogramos de basura, pero una vez alcanzado se propuso 500 y más tarde la tonelada», pero la sorpresa llegó cuando superaron las dos toneladas a nivel nacional e internacional.

«Mis otros objetivos fueron utilizar la fuerza y la energía de los jóvenes para algo positivo, incitar a otros a sacar sus ideas adelante y hacer una actividad que mezclara el cambio con la diversión», remarcó.

«Ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida y no podría estar más feliz, impactada y emocionada de ver a tantos jóvenes luchando y consiguiendo una alternativa para mejorar», afirmó.

El último día del proyecto fue ayer día 7 en que sesenta jóvenes se reunieron con la propia Miranda en la «quedada final», en la que en tan solo dos horas reunieron 308,4 kilogramos de basura.

De la basura recopilada la mayoría era plástico, porque, como narra Miranda, la cantidad de plástico «es verdaderamente impactante y acarrea un problema, ya que con el paso del tiempo el plástico se debilita y se rompe en microtrozos que son muy difíciles de recoger».

«Sí se ha reciclado absolutamente todo -concluye-; lo recolectamos, lo pesamos y más tarde, en los contenedores vamos abriendo bolsa a bolsa separando todo lo recogido en sus respectivos contenedores.

 

Fotos

Vídeos