Joaquín Segado afirma que sin el decreto de sequía la Región pierde «su escudo protector»

Joaquín Segado, junto a los diputados regionales Jesús Cano y María Dolores Valcárcel, en rueda de prensa./PP
Joaquín Segado, junto a los diputados regionales Jesús Cano y María Dolores Valcárcel, en rueda de prensa. / PP

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular arremete contra el Gobierno central porque «nos deja sin medidas extraordinarias para garantizar el agua en la cuenca más deficitaria de toda España»

LA VERDADMurcia

«Hoy 1 de octubre comienza el año hidrológico y por primera vez en cinco años la Región no dispone de un decreto de sequía para afrontar con garantías la disponibilidad de agua», criticó el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Joaquín Segado, en rueda de prensa. En su opinión, al no prorrogarlo, Pedro Sánchez «le quita a la Región de Murcia su escudo protector para hacer frente a la escasez de agua».

Segado, que que compareció junto a los diputados regionales Jesús Cano y María Dolores Valcárcel, sostuvo que «con esta decisión el gobierno de Pedro Sánchez asfixia a la Región ya que nos deja sin medidas extraordinarias para garantizar el agua en la cuenca más deficitaria de toda España».

El portavoz popular anunció la presentación de una moción en la Asamblea Regional para exigir al Ejecutivo nacional «la elaboración urgente de un nuevo decreto que dé cobertura a las medidas que necesita una región seca como la nuestra». Y añadió que «si es necesario convocar a la Diputación Permanente del Congreso para validarlo que se haga».

«Nuestros regantes, nuestros agricultores necesitan certidumbre y seguridad, y no parches y medidas improvisadas que es lo que está haciendo el Gobierno de España», afirmó Segado. También se dirigió al secretario general de los socialistas murcianos, a quien pidió que «apoye nuestra iniciativa y se ponga al lado de los intereses de la Región de Murcia y no de los de su partido y de Pedro Sánchez, que es lo que ha hecho hasta ahora».

Por su parte, el diputado regional del PP, Jesús Cano, explicó que el decreto de sequía «no es un capricho, y sin su cobertura los regantes y agricultores se quedan sin herramientas para hacer frente a una sequía recurrente en una cuenca que padece un severo déficit hídrico estructural».

Para Cano, la situación «va a tener consecuencias drásticas». Entre otras cosas, por algunas de las acciones que enumeró y que ya no estarán en vigor: «La puesta en marcha de los pozos de sequía, la subvención del precio del agua desalada, hacer uso de los caudales de las desaladoras cuando la Mancomunidad de Canales del Tabilla no los use, tampoco se podrá disponer del almacenamiento de recursos en los embalses de laminación y los regentes no tendrán exenciones de las tarifas para regadío tradicional, trasvase y en el canon de regulación».

Por ejemplo, recordó que gracias al decreto de sequía fue posible ejecutar la conexión para llevar agua de la desaladora de Águilas a Lorca y Totana, una obra que tuvo un coste de 24 millones de euros. «No podemos esperar a que falte el agua para que el Gobierno se plantee legislar, es necesario tener en vigor medidas legales que permitan rapidez a la hora de afrontar períodos críticos de sequía», sostuvo el diputado popular. Segado, para concluir, lamentó que «los socialistas murcianos callen y otorguen ante un Gobierno socialista que no deja castigar a la Región de Murcia».