Intervienen 50 kilos de marihuana en un paraje escarpado de Moratalla

Un agente de la Policía Local, rodeado de plantas de 'maría'. /Policía Local
Un agente de la Policía Local, rodeado de plantas de 'maría'. / Policía Local

La plantación de cannabis estaba camuflada por la vegetación en el entorno del río Benamor

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Hasta dos metros y medio de altura medían las plantas de marihuana intervenidas por la Policía Local de Moratalla. Una pareja de agentes ha desmantelado un invernadero clandestino habilitado en pleno paraje Pujola, en las inmediaciones del río Benamor. Fuentes policiales confirmaron a 'La Verdad' que la operación se ha saldado con varias personas investigadas por presuntos delitos de tráfico de drogas y la aprehensión de cincuenta kilos de marihuana.

La plantación estaba habilitada en unos terrenos privados, según explicaron las mismas fuentes, y «de muy difícil acceso». La vegetación de la zona hacía las veces de 'camuflaje' natural de la plantación de marihuana. «Estaba prácticamente oculta», remarcaron las fuentes.

Un práctica poco habitual

La Policía Local desarrolló la 'Operación Benamor' el pasado jueves, interviniendo una treintena de plantas de cannabis, de la variedad sativa. Fuentes policiales resaltaron «el éxito» de este dispositivo especial de vigilancia contra la producción y venta de marihuana porque la plantación no se ubicaba en un invernadero de interior, la práctica más común en la Región, sino en un paraje natural, aprovechando el amplio y diseminado término municipal de Moratalla.

Además, las plantas ya estaban florecidas -habían producido cogollos-, es decir, listas para su recolección y posterior venta en el mercado ilícito. Durante la inspección del paraje, los agentes de la Policía Local de Moratalla intervinieron varios útiles para el cultivo de esta sustancia. Todas las diligencias han sido trasladadas al Juzgado de Instrucción número 1 de Caravaca de la Cruz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos