El TSJ insta al cumplimiento de la sentencia que anuló las elecciones de 2016 en el Colegio de Enfermería

Amelia Corominas (i), durante las elecciones celebradas en mayo de 2017./Edu Botella / AGM
Amelia Corominas (i), durante las elecciones celebradas en mayo de 2017. / Edu Botella / AGM

El Consejo General advierte de que si Corominas no abandona la institución, «la ejecución será forzosa con participación de funcionarios del juzgado»

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid emitió un oficio, fechado el 20 de julio, en el que insta al Consejo General de Enfermería a cumplir con la sentencia que, en diciembre del año pasado, confirmó la decisión de este organismo de anular las elecciones al Colegio de Enfermería celebradas en 2016. La Sala respaldó, con ello, tanto el cese de la presidenta, Amelia Corominas, como la constitución de una junta de edad para gestionar el Colegio de forma interina. El Tribunal Supremo confirmó este verano la sentencia, al rechazar el recurso de amparo interpuesto por la junta que preside Corominas. Ahora, el TSJ insta a que «conforme al art. 104 LRJCA, se lleve a puro y debido efecto lo en ella acordado, se adopten las resoluciones que procedan y se practiquen cuanto exija el cumplimiento de las declaraciones contenidas en el fallo».

En un comunicado, el Consejo General de Enfermería señala que «comienza el periodo voluntario para que Amelia Corominas, y el resto de su equipo -que ocupan ilegalmente el Colegio-, abandonen la institución o la ejecución será forzosa con participación de funcionarios del juzgado y de las fuerzas de seguridad». El CGE advierte de que «por el normal funcionamiento y la representatividad de la institución colegial, la Junta irregular debe cumplir con la legalidad vigente y las resoluciones judiciales» para que «la Junta de Edad ya designada pueda convocar unos comicios con plenas garantías de publicidad y participación de los enfermeros de la Región de Murcia». La institución recuerda que la sentencia a ejecutar «declaró nulas las elecciones de 2016 al convocarse en Semana Santa y las Fiestas de la Primavera Murciana, sin días hábiles para concurrir a las mismas».

El equipo de gobierno del Colegio, que preside Amelia Corominas, siempre defendió la legalidad de sus actuaciones y señala que la actual junta deriva no de las elecciones anuladas de 2016, sino de las celebradas un año más tarde, en 2017, en las que hubo tres candidatos en total y se cumplieron todos los requisitos de publicidad fijados en los estatutos. Al no haber aún sentencias judiciales al respecto, considera que su situación actual es legal. Sin embargo, el Consejo General tacha las elecciones de 2017 de «fraudulentas» y de «maniobra para intentar evitar el cerco de la Justicia». «A día de hoy, Amelia Corominas y su equipo sólo tienen una opción, que es cumplir con la legalidad vigente y con los pronunciamientos judiciales, y permitir el normal funcionamiento y la representatividad de la institución colegial, so pena de las responsabilidades de todo tipo en que pudieren incurrir –incluso penales– por incumplir las decisiones y órdenes judiciales y por interferir y afectar al normal funcionamiento del Colegio», concluye el CGE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos