«Me gustaría tener un Ford Mustang Mach 1 y poder hacer la Ruta 66»

Santiago García posa con su Chevrolet Pick Up de los años 50. / VICENTE VICÉNS / AGM
Santiago García posa con su Chevrolet Pick Up de los años 50. / VICENTE VICÉNS / AGM

Santiago García, organizador de concentraciones de vehículos clásicos

MARIELA FASOLI

Los vehículos rodean desde siempre la vida de Santiago García (Murcia, 1962). En su faceta profesional, trabaja con ellos desde que es muy joven porque es transportista. En su vida personal, es aficionado a los vehículos clásicos desde que tiene uso de razón. Hasta su camión, que es su herramienta de trabajo, es de este estilo. Este apasionado de los coches y las motos suele reunirse con otras 30 personas de distintos puntos de la Región que comparten su pasión y acuden a concentraciones de este tipo de transportes. La próxima reunión de coches americanos clásicos y modernos de alta gama, organizada por Santiago, será mañana en el bar Los Antonios, situado en Las Torres de Cotillas.

-¿Qué sorpresas habrá en la concentración?

-Un sorteo de regalos para vehículos inscritos, tiques para consumición, trofeos al más antiguo, al más lejano, al más 'custom' y a la pareja más clásica, y música en directo de la mano de Rufus y los bandidos y Country rock.

-¿Cuántos coches y motos posee?

-Ahora tengo uno, un Chevrolet Pick Up de los años 50, pero he tenido varios a lo largo de mi vida. Uno era el modelo Chevrolet Pick Up Chevy de los años 50 y otro era un Thunderbird de los años 80. En cuanto a las motos, tengo una Honda Valkyrie Trike del año 2000 tipo custom, y tuve una Yamaha Drag Star 1100.

-¿Cuánto dinero invierte al año en el mantenimiento de sus vehículos?

-Unos 2.500 euros al año, incluyendo la gasolina.

-¿Qué rutas suele hacer con sus amigos?

-Vamos por carreteras secundarias porque nuestros vehículos son de recreo, no de velocidad, y cuando vemos un sitio que nos gusta, paramos a tomar algo y a charlar.

-¿Es de los que va en coche o moto a todos lados o apuesta por andar u otros transportes?

-(Risas) Sí, suelo ir en coche o moto a todos lados.

-¿Qué coche le gustaría tener?

-Un Ford Mustang Mach 1, aunque es muy buscado y hay pocos de los antiguos en el mercado.

-¿Qué trayecto le gustaría hacer por Estados Unidos?

-La Ruta 66. Hace años que quiero hacerla.

-¿Hay afición por los vehículos clásicos en Murcia?

-Sí, mucha, y en el resto de España también, cada vez más.

-¿Cómo ha cambiado la afición por los vehículos americanos a lo largo del tiempo?

-Siempre ha habido afición por este tipo de transportes, pero a nivel práctico tienen motores de gran cilindrada que consumen mucho combustible, y aquí está muy caro.

-¿Qué opina de la tecnología con la que están dotados los coches modernos?

-Es bastante buena por su seguridad, fiabilidad y comodidad, pero tiene un inconveniente: a más tecnología, más roturas sufre el vehículo y estamos más limitados, porque ante el más mínimo desperfecto hay que ir a las casas oficiales o a los talleres que posean los aparatos para poder repararlo. Hace unos años, el que tuviera un poco de idea de mecánica podía arreglar los coches con instrumentos sencillos. Hoy en día, no.