Grupo Sureste consigue el contrato de Defensa para vigilar 60 de sus instalaciones

Raúl Colucho, consejero delegado de Grupo Sureste, en la sede de la empresa en Molina. / J. C. Caval / AGM
Raúl Colucho, consejero delegado de Grupo Sureste, en la sede de la empresa en Molina. / J. C. Caval / AGM

La compañía murciana percibirá por sus servicios 3,4 millones de euros durante un año, prorrogable por otro más

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Grupo Sureste ha conseguido un pedazo del pastel del importante contrato de los servicios de seguridad del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos, cuya adjudicación se resolvió a finales de junio. En concreto, la compañía con sede en Molina de Segura se encargará de la seguridad de 60 dependencias del Instituto de la Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) repartidas por toda España.

El contrato asciende a 3,4 millones de euros durante un año, prorrogable por un segundo ejercicio, e incluye desde la protección de bienes y acuartelamientos, hasta el depósito y custodia de explosivos, pasando por la implantación de aparatos, equipos, dispositivos y sistemas de seguridad conectados a centrales receptoras de alarmas, entre otras actividades. Entre las instalaciones incluidas, se encuentra el parque de la antigua Delegación del Servicio Militar de Construcciones en la Región de Murcia.

En su conjunto, el contrato de seguridad del Ministerio de Defensa asciende a 23,9 millones de euros y su adjudicación se ha repartido en tres lotes, uno de los cuales fue a manos de Grupo Sureste, al haber presentado la oferta más competitiva al concurso. Las empresas ganadoras de los otros lotes fueron Garda Seguridad, Ibercra y Grupo Control.

También se hizo cargo a finales de 2017 de la vigilancia de una treinta de dependencias del Gobierno de Melilla

La empresa prevé superar este año su récord de facturación con más de 60 millones

El anuncio de adjudicación realizado por Defensa indica que las empresas seleccionadas presentaron las ofertas más ventajosas.

El consejero delegado de Grupo Sureste, Raúl Colucho, destaca que «los servicios de vigilancia y protección de este tipo de instalaciones requieren una importante especialización. Es normal que los pliegos sean exigentes porque son infraestructuras estratégicas, cuya seguridad debe estar plenamente garantizada».

La compañía se ha especializado en las infraestructuras y dependencias con mayores niveles de seguridad, ámbito en el que más creció su actividad en los últimos años y en el que prevé también su mayor crecimiento en el futuro, según fuentes de la empresa.

Desarrollo tecnológico

Con el fin de reforzar su planes en dicho frente, Grupo Sureste trabaja en la actualidad en la construcción de uno de los mayores centros de Europa para el desarrollo tecnológico de sistemas de seguridad. Dichas instalaciones, que estarán operativas a final de año y en las que ha invertido casi un millón de euros, se ubicarán en un edificio anexo a su sede central, situada en el polígono La Polvorista, de Molina de Segura.

A finales de 2017, consiguió otro contrato para la seguridad y vigilancia de cerca de treinta dependencias públicas de la ciudad autónoma de Melilla, con lo que dio un paso más en su expansión por el territorio español. La compañía cuenta ya con delegaciones en Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Andalucía, comunidades en las que ha conseguido introducirse en los últimos ejercicios.

En apenas 25 años de vida, Grupo Sureste ha pasado de ser una pequeña empresa local a convertirse en «la primera empresa nacional en su sector de capital totalmente español, y todo ello sin perder su carácter de empresa familiar», según subraya la compañía.

La empresa celebrará este año sus bodas de plata batiendo el récord de facturación con más de 60 millones de euros, un 80% de los cuales proceden de la actividad que desarrolla fuera de la Región de Murcia.

También su cifra de empleo alcanzará un máximo a lo largo de 2018, con más de 2.200 trabajadores, la mayor parte de ellos de carácter indefinido.

Entre sus proyectos a corto plazo, se encuentra conseguir la homologación de su propio centro de formación, lo que le permitirá impartir cursos y nutrir con los alumnos la bolsa de trabajo que suministra empleados a las distintas empresas que configuran el grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos