La gripe entra en fase de epidemia con 48 casos graves y un primer fallecimiento

La gripe entra en fase de epidemia con 48 casos graves y un primer fallecimientoGráfico
Fotolia

Se trata de una mujer de 30 años sin factores previos de riesgo que ingresó en La Arrixaca procedente de Lorca

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

La epidemia de gripe ha llegado, un invierno más, a la Región. Entre el lunes y el jueves, los centros sanitarios atendieron a 906 pacientes afectados por el virus, frente a los 591 casos registrados a lo largo de la semana pasada. Se trata de un destacado aumento que marca el inicio de la curva epidémica. Lo previsible, en las próximas semanas, es que la cifra vaya multiplicándose. Además, se ha registrado ya la primera muerte por complicaciones derivadas de la gripe. La fallecida es una mujer de 30 años sin factores previos de riesgo que fue trasladada desde el área de salud de Lorca a la UCI de La Arrixaca, donde murió en la madrugada del jueves al viernes.

Otros 48 pacientes permanecen hospitalizados en la Región, ocho de ellos en unidades de cuidados intensivos. La mayor parte de los ingresados en UCI tienen menos de 65 años y no presentan factores de riesgo, según explicó ayer el consejero de Salud, Manuel Villegas. La explicación puede encontrarse en el predominio, esta temporada, del virus A (tanto de la cepa N1H1 como la H3N2). La Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) recuerda que la gripe A aumenta la posibilidad «de que aparezcan más pacientes que requieran ser hospitalizados», y suele generar una mayor tasa de neumonías virales complicadas.

La gran mayoría de pacientes con gripe presentan síntomas leves y se curan sin problemas, simplemente con reposo en casa, mucho líquido y antitérmicos para controlar la fiebre. Sin embargo, en algunos casos se desarrollan complicaciones como bronquitis o neumonías más o menos severas. Por eso, se recomienda acudir a Urgencias o consultar al médico si hay dificultad para respirar, dolor o presión en el pecho o en el abdomen, o si la fiebre alta persiste.

Desde el lunes se han contabilizado 906 casos, frente a los 591 de la semana pasada

Según datos de la Sociedad Española de Medicina Intensiva recogidos por Europa Press, dos de cada diez pacientes ingresados en UCI por complicaciones de la gripe terminan falleciendo. «Una de las posibles causas relacionadas con esta mortalidad podría encontrarse en el retraso en el diagnóstico debido a una consulta tardía de los pacientes», subraya Alejandro Rodríguez, coordinador del grupo de trabajo de seguimiento de la gripe A de esta sociedad científica.

Aumenta la vacunación

La Semicyuc recuerda que la mejor forma de prevenir el virus es vacunándose. También el consejero de Salud, Manuel Villegas, hizo ayer hincapié en la recomendación de que personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas y enfermos crónicos se protejan frente a la gripe. La campaña de vacunación ha cosechado mejores resultados esta temporada. Si el año pasado solo se vacunó el 49% de la población mayor de 65 años, en esta ocasión la cobertura ha subido hasta situarse en el 52,6%, según datos aún provisionales. Aunque todavía es pronto para sacar conclusiones, los primeros datos apuntan a que la vacuna está resultando efectiva, subrayó Villegas.

El área de Cartagena registra por ahora el mayor número de hospitalizaciones por complicaciones derivadas del virus

También es demasiado pronto para valorar la posible evolución del virus. El invierno pasado, la epidemia fue muy intensa, con más de 40.000 afectados y casi una treintena de fallecimientos directamente atribuibles a complicaciones derivadas de la gripe. En los quince primeros días de 2018 se llegó a superar los 7.500 casos semanales, lo que provocó el colapso de los centros de salud y de los hospitales. El SMS suspendió o aplazó intervenciones quirúrgicas para poder atender la fuerte presión asistencial.

A tener en cuenta

¿Cómo puedo prevenir el contagio?
Si tiene más de 60 años, padece una enfermedad crónica o es una mujer embarazada, la mejor forma de prevenir el virus es mediante la vacunación. Todavía hay dosis disponibles en los centros de salud. La gripe se transmite fundamentalmente por vía aérea mediante gotitas originadas al hablar, toser o estornudar. De esta forma, el virus entra en los individuos a través de la nariz, garganta o pulmones. Es importante taparse con el brazo al estornudar en lugar de con la mano para no contagiar a otros. También es fundamental lavarse las manos de forma habitual.
¿Cuáles son los síntomas de la gripe?
Los virus gripales suelen ocasionar una alteración de la mucosa respiratoria mucho más severa que la que ocasionan los virus catarrales, inflamando y congestionando el tracto respiratorio a las pocas horas. De esta forma, la gripe suele presentar un cuadro clínico inicial con fiebre alta (a diferencia de un catarro), escalofríos, dolor de cabeza, congestión nasal, molestias en la garganta, malestar general, dolores musculares, pérdida de apetito o tos seca, según enumera el Ministerio de Sanidad. Los ancianos suelen presentar dificultades respiratorias.
¿Qué debo hacer ante los primeros síntomas?
Quédese en casa para evitar transmitir el virus en el trabajo o el colegio. Descanse, beba mucha agua y tome antitérmicos para controlar la fiebre. Si tiene alguna enfermedad crónica, está embarazada o se trata de un niño pequeño, acuda a su médico de familia o al pediatra. Vaya a Urgencias si presenta dificultad para respirar, dolor o presión en el pecho o abdomen, mareo o confusión. En los niños, acuda cuando haya respiración rápida o dificultad para respirar, rechazo de alimentación, erupción en la piel o un empeoramiento de los síntomas tras una mejoría.
¿Cuál es el tratamiento?
Solo hay tratamientos para paliar los síntomas: antitérmicos y analgésicos para bajar la fiebre y reducir las molestias. Recuerde que los antibióticos no son eficaces frente a los virus, de forma que su consumo solo servirá para generar resistencias bacterianas. La gripe se combate guardando reposo, bebiendo mucha agua y controlando la fiebre con antitérmicos. Evite el consumo de tabaco y alcohol. La mayoría de personas se recuperan de la gripe en un plazo de siete a quince días, aunque en algunos casos pueden desarrollarse complicaciones.

«De momento, este año la incidencia no está aumentando de forma tan exponencial», explicó ayer el consejero. El número de casos acumulados desde el inicio de la temporada asciende a 2.748, con 123 pacientes hospitalizados hasta la fecha, 36 de ellos en UCI. Por áreas de salud, la epidemia ha golpeado hasta ahora con mayor intensidad a Cartagena, con 113 casos hospitalizados frente a 56 ingresos en La Arrixaca, 36 en el Morales Meseguer y solo dos en el Reina Sofía.

Por debajo del umbral

En el resto de España, la actividad gripal sigue su fase de ascenso aunque se mantiene, con datos de la semana pasada (los últimos conocidos) por debajo del umbral epidémico en la mayoría de comunidades. De media, se registran 47,6 casos por 100.000 habitantes, lo que supone un aumento del 32% con respecto a la semana anterior, según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III. La difusión es todavía nula o esporádica en la mayor parte del territorio sujeto a vigilancia, excepto en Cataluña, Navarra y Melilla, donde es local, y en Baleares, Cantabria y País Vasco, donde ya es epidémica. A estas comunidades se ha sumado esta semana la Región de Murcia. La evolución es ascendente en Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Ceuta, Navarra, Murcia y País Vasco, y todavía estable en el resto. Por grupos de edad, el Carlos III observa un ascenso generalizado de la incidencia, pero especialmente significativo en el grupo de 5 a 14 años.

Más

Temas

Gripe