El granizo deja doce millones de pérdidas en frutales de la Vega Alta y el Altiplano

Un campo afectado por el granizo. /S. D. J.
Un campo afectado por el granizo. / S. D. J.

La zona más castigadafue Cieza, con 743 hectáreas de ciruelo, albaricoquero, nectarina y melocotonero

LA VERDAD

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca hizo este jueves un balance inicial de los daños producidos por las fuertes tormentas de lluvia y granizo de la pasada semana. Según las primeras estimaciones, las pérdidas ascienden a más de doce millones de euros.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca en funciones, Miguel Ángel del Amor, explicó que, «según la información recogida por las Oficinas Comarcales Agrarias (OCA), las tormentas afectaron a unas 12,1 toneladas de cultivos».

En concreto, los daños en la Vega Alta ascienden a 9,6 millones de euros. Las zonas más perjudicadas son Cieza, con 743 hectáreas de albaricoquero, ciruelo, melocotonero y nectarina, y daños económicos que ascienden a 8,8 millones; Blanca, con 43 hectáreas de albaricoque y melocotonero, y 446.762 euros de pérdidas; Abarán, con 23 hectáreas de albaricoque y nectarina, y 252.092 euros; y Calasparra, con cinco hectáreas de albaricoquero, melocotonero y nectarina, y pérdidas económicas que ascienden a un total de 40.861 euros. Del Amor afirmó que el Altiplano acumula unas pérdidas por valor de más de 2,4 millones de euros. Concretamente, Jumilla es el municipio más afectado, con 595 hectáreas dañadas de albaricoquero, almendro, cerezo, peral, melocotonero y viñedo.

La Consejería afirma que un 80% de la producción está asegurada frente al pedrisco

De manera desglosada, el titular de Agricultura confirmó que «los cultivos más perjudicados han sido, por orden de pérdidas, el melocotón, con 6.719 toneladas; la nectarina, con 6.514; y el albaricoque, con 582 toneladas». También destacó el peral, con 352 toneladas perjudicadas por el pedrisco; el viñedo en regadío, con 152; el ciruelo, con 149, y el cerezo, con 147 toneladas.

En la Región, un 80% de la producción está asegurada frente al granizo. El consejero anunció que pedirá al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación «las modificaciones necesarias que permitan ajustes en la línea de frutales y que se mantengan los niveles de contratación para hacer viable al seguro agrario en la Región».