Una 'goma' de los traficantes de hachís permitirá adiestrar a infantes de marina

Responsables de la Policía Nacional y del Tercio de Levante, durante la entrega de la embarcación. / CNP
Responsables de la Policía Nacional y del Tercio de Levante, durante la entrega de la embarcación. / CNP

La Policía Nacional, que intervino la embarcación en una operación antidroga, hizo ayer la entrega al Tercio de Levante en Cartagena

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZCartagena

Las llaman 'gomas', en el particular argot de los delincuentes, y son capaces de surcar las aguas a velocidades de vértigo. Una de estas lanchas semirrígidas, que los traficantes de hachís emplean para transportar los alijos hasta las costas españolas, fue entregada ayer por la Policía Nacional a los mandos del Tercio de Levante de Infantería de Marina (Terlev), que le sacarán ahora un mejor provecho al usarla para adiestrar a los militares en diversos tipos de acciones marítimas.

La lancha neumática, que fue intervenida en el transcurso de una operación policial contra una red de narcos, tiene una eslora aproximada de catorce metros y está impulsada con tres motores fueraborda de 250 cv.

Esta embarcación contribuirá ahora al adiestramiento de la mencionada unidad militar y, en concreto, al de los Equipos Operativos de Seguridad (EOS).

Esta planeadora, dotada con tres motores de 250 cv cada uno, puede llegar a superar los 50 nudos sobre la superficie del mar

Los tres EOS de los que dispone el Tercio de Levante tienen como cometido fundamental realizar Misiones de Interdicción Marítima (MIO), lo que les obliga a efectuar continuas actividades de adiestramiento con buques civiles y militares, así como a desarrollar numerosas colaboraciones con diversas unidades del área de Cartagena.

Técnicas de abordaje

Los EOS se entrenan de forma continua en diferentes técnicas y procedimientos de abordaje, sobre varias plataformas, en las que en ocasiones integran a los equipos cinológicos del Terlev.

Estos infantes de marina han participado recientemente, a bordo de buques de la Armada, en la llamada 'Operación Atalanta' que se viene desarrollando desde hace años contra la piratería en el océano Índico. Igualmente han tomado parte en la 'Operación A/I' para la proyección marítima de una unidad de helicópteros del Ejército de Tierra en Irak, así como en una operación de vigilancia marítima de nuestras costas. En estas tareas, la lancha recibida ayer les será de gran utilidad, sobre todo a la hora de ensayar diferentes modos de asalto a embarcaciones y desde naves que pueden alcanzar velocidades superiores en ocasiones a los 50 nudos, lo que equivale a más de 90 kilómetros por hora. Una cota que sobre la superficie del mar es realmente elevada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos