El Gobierno planea endurecer las leyes para atajar el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, atiende a los medios junto al presidente de Proyecto Hombre, Julio Jonte. / Efe
La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, atiende a los medios junto al presidente de Proyecto Hombre, Julio Jonte. / Efe

Sanidad prevé restringir los cigarrillos en las terrazas y limitar el uso de los vapeadores en los espacios donde ya se prohíbe fumar

R.C.Madrid

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, mostró ayer su intención de endurecer lo antes posible las leyes que regulan el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco como medidas de choque ante el aumento de la adicciones a las llamadas drogas legales.

Carcedo hizo una llamada de «alerta» ante el riesgo para la salud del consumo de alcohol y tabaco y su correlación con el incremento detectado en los casos de cáncer de pulmón, especialmente entre las mujeres. La ministra, durante la visita que realizó a la sede de Proyecto Hombre en Gijón, señaló como necesario modificar las leyes actuales para restringir el consumo de ambas «drogas legales».

La titular de Sanidad demandó además que, en tanto se elaboran las modificaciones a las leyes actuales, es preciso el «estricto cumplimiento» de las normativas vigentes, porque se han detectado irregularidades en algunos sectores como el de la hostelería.

Carcedo aclara que entre los planes del Ejecutivo no está abordar la legalización de la marihuana, tal y como plantea Unidas Podemos

Aseguró que en algunos casos no se cumple la ley antitabaco «con precisión» en las terrazas de bares y restaurantes, lo que advirtió que es un riesgo para los fumadores pasivos y para los menores por acumulación de humos.

9,5 millones para programas

«Hay que cumplir la legalidad vigente», insistió la titular de Sanidad. María Luisa Carcedo remarcó la preocupación de su ministerio en que la ley se cumpla en este punto al recordar que su departamento ha remitido a las comunidades autónomas infografías sobre cómo se debe interpretar la permisividad o no al tabaco en el caso de las terrazas. La ministra señaló que los cambios legales, entre otros, regularán de una manera más restrictiva el consumo de tabaco en las terrazas de los establecimientos hosteleros e incluirán en la nueva normativa los denominados vapeadores.

Carcedo defendió el Plan Nacional contra las Drogas como un instrumento necesario para la prevención y recordó que el Consejo de Ministros aprobó transferir 9,5 millones de euros a las comunidades autónomas para desarrollar programas con esta finalidad.

La ministra indicó que el consumo de drogas ilegales, entre las que alertó de un aumento del consumo de cannabis, provoca «graves quebrantamientos» en la vida personal, social, económica, familiar y laboral de los adictos. Y aclaró que entre los planes del Ejecutivo no está abordar la legalización del cannabis, como demanda Unidas Podemos.