El Gobierno levanta el veto a la ley de autoconsumo eléctrico de la Asamblea

Placas solares sobre el tejado de una vivienda./Fotolia
Placas solares sobre el tejado de una vivienda. / Fotolia

El Ejecutivo socialista informa al Congreso de un cambio de criterio que permitirá tramitar la iniciativa legislativa dos años después de decaer

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOL

El Gobierno de Pedro Sánchez da una segunda oportunidad a la proposición de ley de autoconsumo eléctrico que la Asamblea Regional de Murcia elevó en 2015 al Congreso de los Diputados y que el Ejecutivo de Mariano Rajoy vetó un año más tarde, porque el Estado dejaría de recaudar 358 millones de euros en impuestos. En su reunión del pasado 4 de septiembre, la Mesa del Congreso de los Diputados tomó conocimiento del cambio de criterio del nuevo Ejecutivo respecto a la tramitación de la proposición de ley sobre Generación de Energía Eléctrica Renovable para Autoconsumo, que presentó el Parlamento murciano con el propósito de que se convierta en una norma de rango nacional.

En una iniciativa legislativa sin precedentes, desarrollada por el exdiputado de Podemos Antonio Urbina -que es profesor de la UPCT, experto en energías renovables- y apoyada por PSOE y Cs, la Asamblea planteó al Congreso un debate para establecer en toda España las condiciones administrativas, técnicas y económicas para las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica de origen sostenible. El objetivo era combatir el cambio climático a partir de la potenciación de las renovables, así como un mayor ahorro por la menor dependencia de los combustibles fósiles.

Sin embargo, el Gobierno de Rajoy vetó en la Cámara Baja la toma en consideración de la proposición de ley ya que el Estado dejaría de recaudar más de 358 millones de euros anuales si prosperaba la iniciativa. Además, generaría distorsiones en el mercado energético, según el informe de disconformidad que elaboró en 2016 la Secretaría de Estado de Energía. La decisión coincidió en el tiempo con la sentencia del Tribunal Constitucional que tumbó la ley autonómica que suprimía el 'impuesto al sol', por considerar que invadía competencias del Estado.

El apoyo de Cs es clave

El vicesecretario general del PSRM y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea, Joaquín López, celebró la decisión del Ejecutivo de Sánchez. «El PP no quería apostar por las energías renovables, que es un tema clave para nosotros», dijo. Además, recordó que es una iniciativa de Podemos que salió adelante también con el apoyo de Ciudadanos, por lo que cree poco probable que pueda haber un nuevo bloqueo político en Madrid.

El Congreso informará en un Pleno a los grupos parlamentarios del cambio de criterio del Gobierno en esta iniciativa legislativa y, posteriormente, comenzará su tramitación con la defensa del texto a cargo de los ponentes que designe la Asamblea Regional, que serán diputados del PSOE, Podemos y Ciudadanos. «Como región nos viene muy bien una ley de este tipo y ahora tenemos la oportunidad de defender el interés general tras aquel veto del PP. Somos optimistas porque Ciudadanos la apoyó y ahora puede ser clave para que comience la tramitación», destacó López.

Joaquín López: «Esta iniciativa ya no va de camino al fracaso»

Los socialistas confían en que la iniciativa legislativa no encuentre grandes trabas legales en esta segunda oportunidad. Hasta ahora, todas las que han salido de la Asamblea Regional relacionadas con el fomento de las energías limpias han tenido corto recorrido. El veto del Gobierno de Rajoy a la proposición que ahora recupera el de Sánchez coincidió con el fallo del Tribunal Constitucional que tumbó la supresión del llamado 'impuesto al sol' de la ley regional de Energías Renovables, por chocar con la legislación estatal. Joaquín López no espera contratiempos de naturaleza jurídica: «Al levantar el veto, se supone que el Gobierno de España ya ha hecho un juicio sobre legalidad y constitucionalidad [de la proposición de ley]. Por lo tanto, ya no va de camino al fracaso. Otra cosa es que en el trámite se pueda mejorar».