El Gobierno defiende la «libertad de elección» como respuesta a los planes del ministerio con la concertada