El Gobierno defiende la «libertad de elección» como respuesta a los planes del ministerio con la concertada

La consejera de Educación, reunida con los diferentes representantes de la concertada. / Javier Carrión / AGM

La Consejería, las patronales, representantes de padres y el sindicato FSIE han enviado una carta a la ministra de Educación reivindicando la posibilidad de elegir centro como un derecho recogido en la Constitución

LA VERDAD

El Gobierno de la Región de Murcia ha respondido a las medidas anunciadas por la ministra de Educación, Isabel Celá, con una carta dirigida al ministerio tras una reunión mantenida por la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cacha, conlas tres patronales de la enseñanza concertada de la Región, representantes de padres y madres y el sindicado FSIE.

En declaraciones en el marco de este encuentro, la consejera defendió el derecho a la libre elección de centro: «La Constitución establece el derecho de todos los españoles a la libertad de enseñanza, y para poder ejercer ese derecho es importante que existan distintas opciones para que los padres puedan elegir», explicó Martínez-Cachá.

Concentración en la puerta de la Consejería de Educación, Juventud y Deportes.
Concentración en la puerta de la Consejería de Educación, Juventud y Deportes. / Javier Carrión / AGM

Durante la jornada de trabajo acordaron un escrito que se remitió esta misma mañana a la ministra de Educación, Isabel Celaá, reivindicando la libertad de elección en materia de educación por parte de las familias. Además, Martínez-Cachá, ha solicitado una reunión urgente con la ministra, y explicó que «el Gobierno regional no va a permitir que se menoscabe la libertad de elección de las familias».

La enseñanza concertada cuenta en la Región de Murcia con 121 centros, 75.000 alumnos y cerca de 6.000 docentes.

«No queremos que padres y madres vean perjudicados sus derechos, ya que hemos garantizado siempre la estabilidad de los puestos de trabajo de los docentes de la enseñanza concertada y seguiremos en esa línea», señaló la consejera respecto al anuncio del Gobierno de España de derogar varios artículos de la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce).

Un pacto educativo

La consejera solicita «consenso y diálogo, siempre apostando por un pacto nacional educativo que establezca unos parámetros de excelencia y aporte estabilidad». Asimismo, Martínez-Cachá reivindicó un pacto nacional educativo que «establezca unos parámetros de excelencia y marque una hoja de ruta clara para la educación en los próximos años». Igualmente, remarcó que «creemos en modelos educativos participativos, que se nutran de las aportaciones del tejido productivo social».

La carta, en pdf

«Nuestro compromiso es mantener una enseñanza pública de calidad y también dar a los padres y madres la posibilidad de que puedan elegir libremente dónde quieren que estudien sus hijos», explicó la titular de educación.

Alumnos cursando la asignatura de Religión

La consejera se reunió durante la jornada con el Delegado Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la Diócesis de Cartagena, José Ruiz. La Región de Murcia supera la media nacional de inscritos en la asignatura de Religión Católica en ocho puntos porcentuales y llega a más del 70 por ciento del total de alumnos matriculados.

En total, en la Región hay cerca de 170.000 alumnos que hayan elegido esta asignatura. Martínez-Cachá defendió la libertad de elección por parte de las familias e instó al Gobierno nacional «a trabajar en lo que realmente demandan las familias, dejando de lado medidas que resten libertad a las familias».

La titular de educación defendió la libertad de elección tanto de las familias que optan por Religión como de las que no la eligen. Actualmente, la enseñanza pública cuenta con 610 docentes de Religión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos