Gobierno y agentes sociales acuerdan destinar 20 millones a la lucha contra la brecha salarial

Gobierno y agentes sociales acuerdan destinar 20 millones a la lucha contra la brecha salarialGráfico

El plan, pactado tras ocho meses de negociación, aumenta las ayudas para contratar mujeres y favorece en el reparto de subvenciones a las empresas con programas de igualdad

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

Ha costado, pero la Región de Murcia ya cuenta con un plan contra la brecha salarial, compuesto por más de 40 medidas y una dotación de unos 20 millones de euros. El acuerdo lo cerraron hace unos días el Gobierno regional, los sindicatos UGT y CC OO y la patronal regional Croem, y solo está a la espera de que todas las partes se reúnan para la firma del documento.

Tendrá una vigencia de algo más de dos años, hasta 2020, y entre las actuaciones que recoge figura la concesión de ayudas a las empresas para el desarrollo de planes de igualdad, para habilitar en sus instalaciones guarderías o salas de maternidad con el fin de favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral y para fomentar la formación especializada de las trabajadoras e impulsar así su promoción profesional.

La discriminación salarial de la mujer en la Región se produce en todos los sectores y ocupaciones, y con todo tipo de contratos. «Su presencia sistemática -indica el plan- lleva a la conclusión de que la brecha salarial obedece a una infravaloración de un trabajo igual desarrollado por mujeres».

Economía sumergida

Los datos que se ofrecen son de la encuesta anual de estructura salarial del INE de 2016, según la cual la diferencia en salarios es de un 24,7% en la Región, con una reducción de 1,52 puntos con respecto al ejercicio anterior. Dicho porcentaje, traducido a dinero contante y sonante, supone que las murcianas cobran de media anual 5.914,94 euros menos que los hombres. En España, la brecha ascendía en 2016 al 22,35%.

La Inspección de Trabajo vigilará posibles fraudes con el contrato temporal en los sectores más feminizados

El informe incluido en el plan resalta el hecho de que la brecha salarial de género es mayor entre las asalariadas con contrato fijo (29,94%), que entre las que tienen un contrato temporal (5,67%).

Las medidas que recoge el plan están divididas según el ámbito de aplicación. Varias de ellas van dirigidas al Gobierno central y se centran en la actuación de la Inspección de Trabajo en la Región. El Ejecutivo autónomo, sindicatos y empresarios le propondrán que refuerce el control de la economía sumergida y del posible uso fraudulento de la contratación temporal preferentemente en los sectores más feminizados, como son el comercio, la hostelería y el empleo del hogar.

Con respecto a las empresas, además de las citadas ayudas para fomentar la contratación, la promoción y la conciliación, se plantea incluir en la ley regional de subvenciones que se pondere favorablemente, en el reparto de los fondos públicos, a aquellas empresas que cuenten con planes de igualdad.

Las mujeres cobran al año de media 5.914 euros menos que los hombres en la Región, según los datos del INE de 2016

La batería más amplia de actuaciones corresponden a la Administración regional, a la que se le recomienda implantar un ciclo de FP de grado superior denominado 'Promoción e igualdad de género', así como la realización de campañas para favorecer la presencia de la mujer en las profesiones dominadas por el hombre y también la incorporación de las estudiantes universitarias a carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El plan establece, además, la creación de un distintivo de igualdad para las empresas, la entrega de unos premios anuales sobre buenas prácticas en igualdad y conciliación en la empresa y la celebración del Día de la Igualdad Salarial en empresas, centros de enseñanza y universidades.

Contratación pública

La Comunidad deberá incluir en la contratación pública cláusulas sociales que favorezcan la igualdad y fomenten la eliminación de la brecha salarial en las empresas adjudicatarias, y, al igual que se pide para las empresas, tendrá que habilitar salas de maternidad, ludotecas y guarderías para facilitar la conciliación de sus empleadas.

Varias propuestas buscan reorientar las políticas de la Comunidad en favor de la mujer. Así, se propone «incrementar las ayudas a la contratación de mujeres en sectores masculinizados», aumentar los incentivos a la contratación de mujeres de más de 25 años y paradas de larga duración y fomentar el emprendimiento y el autoempleo femenino. Los jurados de todos los premios y concursos que convoque la Comunidad deberán ser paritarios.

El Ejecutivo y los agentes sociales han necesitado casi ocho meses para cerrar un acuerdo. El anterior consejero de Empleo, Juan Hernández, presentó un primer borrador el 22 de febrero, coincidiendo con el Día por la Igualdad Salarial, pero se encontró con las reticencias de los empresarios y los sindicatos, a los que no había consultado ni una sola línea del documento. El 8 de marzo siguiente, Día de la Mujer Trabajadora, la Región vivió una jornada histórica con una manifestación multitudinaria en Murcia en defensa de los derechos de la mujer.

El presidente, Fernando López Miras, anunció la inclusión en el plan de sanciones para las empresas que incumplieran las normas básicas de igualdad. El texto definitivo, en cambio, no recoge sanción alguna.

Menos sueldo, más paro y peores contratos

La situación de la mujer en el mercado laboral es peor que la de los hombres a todos los niveles, no solo el salarial, según el informe que acompaña al plan contra la brecha salarial.

Las trabajadoras ganan en la Región una media de 5.914,94 euros menos que los hombres; la tasa de paro era entre ellas de un 19,94% a final de 2017, casi cinco puntos por encima del desempleo masculino, y la tasa de temporalidad femenina asciende al 38%, frente al 33,2% existente entre los trabajadores.

La diferencia más notable está en la contratación a tiempo parcial. Mientras que el 23,4% de las mujeres asalariadas trabajaba a tiempo parcial, según la EPA del cuarto trimestre de 2017, solo un 7,1% de los hombres tienen este tipo de contrato.

No obstante, la situación ha mejorado en los últimos años, aunque sigue siendo muy desigual. Hay ahora más murcianas trabajando y afiliadas a la Seguridad Social que antes de la crisis, algo que no ocurre con los hombres, y el paro entre las mujeres también se redujo en mayor proporción (-9,7%) el pasado año que entre los hombres (-2,94%).

 

Fotos

Vídeos