Dos futbolistas chinos del Jumilla, detenidos por falsificar certificados de estudios a compatriotas

Los deportistas, detenidos en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, formaban parte de una organización desarticulada en marzo en Salamanca

EFE

La Policía Nacional detuvo en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas a dos futbolistas de origen chino que juegan en el Jumilla por su supuesta relación con una red que falsificaba certificados de estudios a compatriotas que fue desarticulada en Salamanca en marzo.

Según informó la comisaría salmantina, los dos detenidos habían sido reclamados policialmente tras la investigación abierta en Salamanca sobre una trama a la que los agentes atribuyeron delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsedad documental. Los dos jugadores chinos forman parte del Jumilla, presidido por el también chino Li Xiang, que descendió a la categoría de Preferente tras impagos denunciados por sus jugadores.

La red fue desarticulada el pasado marzo en Salamanca, donde había un centro de estudios que firmaba certificados fraudulentos y que eran utilizados para obtener autorizaciones de estancia por estudios en España. Según la Policía, al frente de este centro de estudios figuraba un administrador único, de nacionalidad española y que era «un hombre de paja» al servicio de los verdaderos responsables, dos mujeres y un hombre de nacionalidad china. El director del centro, «siempre bajo las órdenes y supervisión de los cabecillas de la organización», según la Policía, era quien firmaba los certificados falsos de estudios entregados, sin necesidad de que los solicitantes acudieran a ningún centro de estudios.

Los solicitantes entregaban, siempre en efectivo para no dejar rastro, una cantidad que oscilaba entre cuatrocientos y ochocientos euros por los certificados de estudios. Los 'estudiantes' eran de nacionalidad china, aunque también de origen coreano y japonés. Como resultado de la operación, la Policía identificó a un centenar de supuestos implicados y arrestó hasta el momento a cuarenta personas, dos de ellas de nacionalidad española y el resto de nacionalidad china. Nueve de las detenciones se realizaron en Salamanca y el resto en diversas ciudades de España.