Fremm advierte del daño para el empleo y la competitividad regional si se encarece el diésel

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

La Federación Regional de Empresarios del Metal (Fremm) advierte en una carta enviada a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, del daño que supondría un encarecimiento del diésel sobre el conjunto de la economía murciana. Tanto las empresas como los ciudadanos sufrirían «una pérdida de competitividad, empleo y poder adquisitivo». Un perjuicio que, tal y como se expone en la misiva suscrita por Alfonso Hernández Zapata, presidente de esta patronal, sería superior en la Región, claramente volcada al exterior desde la periferia de Europa, y con un importante sector energético e industrial.

Y es que el aumento del precio del gasóleo frenaría el crecimiento de las empresas del metal y del conjunto del tejido industrial, con especial repercusión sobre las empresas auxiliares de la refinería del Valle de Escombreras, que también vería disminuir su actividad, según la patronal.

La Comisión Ejecutiva de Fremm recalca al Gobierno, por tanto, que no solo el sector transporte y sus empresas auxiliares se verían perjudicados sino toda la actividad, ya que el 53% del consumo de productos petrolíferos consumidos en motores de combustión son gasóleos.

De hecho, se augura que una subida de precios impactaría de forma directa en los costes energéticos y de

distribución, provocando un descenso de las exportaciones y la consecuente pérdida de puestos de trabajos, tanto directos como indirectos.

Asimismo se resalta que el 66% de los 740.000 turismos que poseen los ciudadanos de la Región son diésel y, por tanto, no se puede dar por «muerto» ese combustible, hasta que no haya una alternativa real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos