El Gobierno licita por 58,7 millones el primer tramo del Arco Noroeste

El Gobierno licita por 58,7 millones el primer tramo del Arco Noroeste

La nueva autovía unirá la A-30, la A-7 y la MU-30 para diluir el tráfico que congestiona a diario más de 30 kilómetros en el entorno de Murcia

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El fin de los embotellamientos en la Ronda Oeste y sus conexiones con la A-30 y la A-7 se vislumbra cada vez más cerca gracias al Arco Noroeste. Su primer tramo, de 4,35 kilómetros, obtuvo ayer luz verde tras publicar el Boletín Oficial del Estado (BOE) su licitación por 58,7 millones de euros. Este es el primer contrato aprobado, pero faltarían otros dos, cuya publicación se realizará en el BOE en los próximos días, según informó ayer el Ministerio de Fomento.

El futuro Arco Noroeste separará los tráficos locales de acceso a Murcia de los tráficos de largo recorrido, que tienen su origen y destino en las comunidades limítrofes de Andalucía y Valencia. Para el segundo tramo, de 9,45 kilómetros, se prevé un contrato por 60,8 millones. El tercero, de 7,9 kilómetros, costará a las arcas públicas 58,9 millones de euros. El Arco Noroeste dispondrá de enlaces de conexión con las autovías estatales A-30 y A-7 y con la MU-30 que permitirán descargar de tráfico un tramo de 32 kilómetros formado por la autovía A-30 y la ronda Oeste de Murcia, por donde se registra un tránsito de 111.000 vehículos al día.

El trazado completo de la calzada será de unos 22 kilómetros y costará más de 178 millones de euros

A través de las autovías MU-30 y MU-31 se llevará el tráfico de la A-30 directamente al puerto de la Cadena, sin necesidad de circular junto a la ciudad de Murcia. Además, el Arco Noroeste recogerá a medio plazo el tráfico proveniente de Valencia por la A-33 con destino a Andalucía, ya que el itinerario entre Valencia y Murcia por el interior es más corto que el realizado por la A-7, tiene mejor trazado y carece de peajes.

Esta nueva autovía dispondrá también de cuatro enlaces intermedios con las carreteras autonómicas RM-533, RM-531, RM-B37 y RM-15. El objetivo de los mismos es mejorar las condiciones de circulación, especialmente para los vehículos pesados, en los municipios de Archena, Lorquí, Ceutí, Alguazas, Las Torres de Cotillas y Murcia. El Arco Noroeste constará de dos calzadas separadas de dos carriles en cada sentido que tendrán una anchura de 3,5 metros cada una, arcenes exteriores de 2,50 metros e interiores de un metro, y una mediana de nueve metros de ancho.

Con el fin de permitir la continuidad de las carreteras y caminos existentes durante la construcción de los tramos, el Ministerio informó de que se instalarán 30 nuevas estructuras: siete de ellas como viaductos, otras 15 serán pasos superiores y las 8 restantes serán pasos inferiores. Asimismo, para dar continuidad a las aguas interceptadas por la autovía, las empresas responsables de su trazado dispondrán 48 obras de drenaje transversal.