Fiscalía y abogados denuncian que la Justicia sea «una Cenicienta» en los sistemas políticos y reclaman más medios

Nueva junta de gobierno del Colegio de Abogados. /Vicente Vicéns / AGM
Nueva junta de gobierno del Colegio de Abogados. / Vicente Vicéns / AGM

Martínez-Escribano, que renueva al frente del Colegio de Abogados, critica que «no se quiera dar cuenta al poder político de que somos imprescindibles en el Estado de Derecho»

EPMurcia

Fiscales y abogados de la Región de Murcia han denunciado públicamente este viernes que la justicia «ha sido siempre una Cenicienta en todos los sistemas políticos que hemos tenido». Una afirmación que ha expuesto el decano del Colegio de Abogados de Murcia, Francisco Martínez-Escribano, y que ha compartido de facto el fiscal superior de la Comunidad, José Luis Díaz Manzanera, que ha destacado que «es la gran asignatura pendiente de este país; el caballo de batalla de todos los discursos que se dan en el ámbito de la justicia».

Martínez-Escribano, que renueva al frente del Colegio, de cuyo cargo ha tomado posesión este viernes, ha criticado que «no se quiera dar cuenta al poder político de que somos imprescindibles en el Estado de Derecho». Por ello, ha reivindicado «no solo una mayor e imprescindible aportación económica a ese trabajo y una mayor dignificación de la profesión, dado que sin abogacía no existiría justicia».

En este sentido, ha hecho referencia al turno de oficio, «fundamental en la defensa del ciudadano», ya que, ha recordado, «quienes solicitan su ayuda son las personas más desfavorecidas de la sociedad y quizás somos su única posibilidad a la que pueden acudir».

Desde fiscalía, su máximo representante ha advertido que la Justicia «tiene que ser más rápida, porque de no ser así pierde esa eficacia y en cuestiones, por ejemplo, de familia o temas laborales es impresentable que se tarde mucho en la tramitación porque los juzgados no dan más de sí en cuanto a señalamientos y el volumen de trabajo que hay». Una situación que se produce a escala nacional, pero que en Murcia «se acrecienta aún más, ya que somos los cuartos en España en carga de trabajo» y eso «no está correspondido con un número de fiscales adecuado».

Según Díaz Manzanera, «se podrían destinar más fiscales a muchos ámbitos, siempre y cuando los tuviéramos, y eso afecta más a asuntos en los que se están tramitando procedimientos complejos». En esta línea, ha reclamado «un aumento considerable de plazas en cuanto a fiscales, funcionarios y personal que se encargan de la investigación de los delitos».

Tras abogar por la justicia digital, Díaz Manzanera considera que las instalaciones e infraestructuras «tienen que mejorarse», por lo que mantiene su reivindicación en ese sentido.

El decano del Colegio, que apuesta en su mandato que se inicia ahora por «incidir en la participación de los compañeros, convertir el Colegio en gestor de servicios, facilitar la formación continua, seguir ayudando en la incorporación a las nuevas tecnologías», ha defendido la firme necesidad de «defender la dignidad de la profesión e incidir en el turno de oficio». Y es que, advierte, «debido al deficiente funcionamiento de la justicia se hablan de pérdida de entre el 10 y el 15% del PIB regional, lo que suponen más de 1.000 millones de euros».

Según Martínez-Escribano, la justicia «da seguridad jurídica, promueve la inversión y eso por desgracia no ocurre, porque faltan muchos medios, adecuar los sistemas que tenemos en cuanto a procedimientos y cuestiones de organización para que se subsanara el enorme retraso que la justicia sufre».

A modo de ejemplo, ha confesado que cuando acudió para una audiencia previa para que lo citaran para un juicio le señalaron el año 2020, por lo que los retrasos no solo afectan a familia, sino también a civil y laboral, entre otros.

De ahí que la reivindicación no solo sea para infraestructuras, sino también reclama más medios humanos. «Hay muchos juzgados que están infravalorados y otros colapsados y si los uniéramos con los tribunales de instancia, con las comunicaciones que hay ahora de acudir en un breve espacio de tiempo y hubiera agrupación de jueces, sería beneficioso», señala.

Por su parte, el consejero de Presidencia, Pedro Rivera, ha resaltado el «extraordinario» trabajo que realizan los abogados en la defensa del Estado de Derecho. A renglón seguido, ha recordado que el Gobierno regional «tiene muy claro que son necesarias las mejoras en la administración de Justicia de Murcia», que se traducen en número de unidades judiciales, jueces, fiscales y funcionarios.

Y es que, ha afirmado, «es bueno para la Región que los procedimientos en los que sus ciudadanos se vean involucrados se resuelvan cuanto antes y eso se consigue dotándola de mayores medios materiales y humanos».

Según la memoria judicial, «hacen falta 33 juzgados más para acercanos a la media nacional, de los que seis son perentorios, un Juzgado de lo Mercantil para Cartagena, otro de primera instancia para Murcia y otro para Cartagena y un juzgado en Molina».

Igualmente, continuará reclamando que se avance en la ciudad de la justicia de Cartagena, se construya la de Molina y ha criticado que la de Lorca «esté paralizada de manera incomprensible».

El Colegio de Abogados de Murcia ha celebrado este viernes el acto de toma de posesión de los cargos de la junta de gobierno elegidos en las elecciones celebradas el pasado mes de diciembre.