«Estoy feliz, pero no le deseo a nadie que pase por esto», afirma Contreras

Eduardo Contreras. /LV
Eduardo Contreras. / LV

El exalcalde de Molina, ya exculpado por el 'caso Púnica', reflexiona sobre lo que le ha supuesto estar dos años imputado

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

«Cuando me dijeron que había quedado exculpado me dio mucha alegría, pero, luego, reflexionando sobre todo este asunto con más tranquilidad, me dije que no había necesidad de haber tenido que pasar por todo esto. Lo cierto es que es algo que no le deseo a nadie». Eduardo Contreras, exalcalde popular de Molina de Segura, realizaba ayer estas declaraciones apenas unas horas después de haber tenido conocimiento de que las fiscales del 'caso Púnica' habían decidido no mantener los cargos contra su persona.

Contreras, cuya defensa ha llevado José Luis Mazón, se vio llamado a declarar como imputado en mayo de 2016, debido a que siendo primer edil de Molina de Segura había recibido en su despacho a uno de los presuntos cabecillas de esa trama de corrupción: Alejandro de Pedro. Este informático, que supuestamente se dedicaba a ofertar trabajos de lavado de la reputación en internet a destacados políticos de toda España, le habría hecho alguna propuesta sobre la creación de un diario digital en la localidad. Y el político popular se habría limitado a decirle que no estaba interesado en la oferta, ya que el municipio contaba con varios medios de comunicación locales.

La entonces directora del Instituto de Turismo y exconcejal de Molina, Mariola Martínez, habría manifestado en ese momento que ella sí tenía interés en que un periódico digital pudiera difundir noticias favorables de su localidad.

«Yo nunca entendí que me investigaran por el hecho de que la directora de Turismo hubiera dicho que quería promocionar su municipio. Pero las cosas vienen como vienen y hay que aceptarlas», indicó ayer.

Entre las pocas cuestiones favorables que dice haber sacado del hecho de estar imputado durante dos años «es que he recibido el apoyo de mucha gente, incluso de algunas personas que no esperaba, y también haber visto cómo otras hacían lo contrario; en resumen, haber tenido la oportunidad de conocer mejor todavía la condición humana», ironizaba. Y, sobre otros políticos «que enseguida se lanzaron a repartir basura, solo tengo que decir que a ver cómo hacen ahora para tragarse esto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos