Fecoam reclama un seguro agrario con un coste y unas coberturas «adecuadas»

Santiago Martínez, presidente de Fecoam, en una foto de archivo./Javier Carrión / AGM
Santiago Martínez, presidente de Fecoam, en una foto de archivo. / Javier Carrión / AGM

El consejero Del Amor recuerda que pididó al Ministerio la revisión de líneas de seguros hasta 3 veces en lo que va de 2019

EPMurcia

La Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), en representación de sus empresas asociadas, presentó ante la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Comunidad Autónoma, un documento reclamando un seguro adecuado para los cultivos de frutales. Esta petición se debe a la posibilidad de que las entidades aseguradoras puedan subir tasas y limitar garantías para el seguro de productos. El presidente de Fecoam, Santiago Martínez, manifestó que «esta situación no nos parece en ningún caso adecuada, ni un mayor coste ni mucho menos una reducción o limitación de garantías».

«Esta reclamación la hacemos porque las compañías aseguradoras han declarado que la subida responde a las pérdidas que han sufrido en 2018, unos datos que no se corresponden con los presentados por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), en los que se reflejan beneficios para las aseguradoras», resalta Martínez, «por eso no tiene sentido que suban el coste de las pólizas».

En este sentido, el representante de las cooperativas agrarias murcianas solicita «una modificación del actual sistema de seguros para todas las líneas de producción tanto agrarias como ganaderas, si fuese necesario, una situación que cada vez se hace más necesaria para mantener la única herramienta con la que el sector agropecuario puede hacer frente a pérdidas de producciones por causas climatológicas».

Martínez subraya además que «desde Agroseguro están pensando en introducir cambios en las pólizas para equilibrar los seguros de los riesgos principales como pedrisco, helada y falta de cuajado de cara al plan 2019 para la cosecha 2020, lo que supondría seguir con las primas al alza y, lo que es más grave, se reflejaría en un descenso de la contratación». «El sector, desde un principio, ha estado en contra de todas estas medidas porque considera que no mejorarían la situación del seguro y descendería su contratación y la pérdida de coberturas frente a siniestros, provocando situaciones graves de viabilidad de las explotaciones», aseveró el presidente de Fecoam. Puso como ejemplo que «en los últimos años se ha pasado de 3.635 pólizas del plan 2016 a poco más de 3.127 pólizas del plan 2018».

«No me cansare de manifestar que el seguro agrario, en el caso de todas las líneas de todos los productos agrarios y ganaderos, es una herramienta necesaria e imprescindible para un sector tan dinámico y emprendedor, y sobre todo, que no es el sector el que se tiene que ajustar al seguro, sino todo lo contrario, siendo el seguro el que debe de adaptarse al sector, implementado soluciones que den respuesta a las necesidades productivas actuales», remarca Martínez. Considera que el sector agroalimentario «no tiene sentido sin un seguro adecuado, ya que practicamos una actividad de alto riesgp que, ante un desastre económico, provoca que el banco se quede con todo, hasta con nuestras casas».

«Los agricultores y ganaderos contribuimos de forma exponencial a la economía de esta Región, no sólo a nivel de exportación, sino con los impuestos, seguros sociales, IRPF, etcétera, y creemos justo que el Gobierno haga un esfuerzo y regule adecuadamente los seguros y los mantenga y no recurra a la subida de coste en el primer momento que haya pérdidas».

Miguel Ángel del Amor considera que los seguros son fundamentales

La respuesta de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca es que dirigió hasta tres escritos a largo de este año al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa). El último, el pasado 31 de mayo, en el que muestra su malestar por las propuestas de Agroseguro de ajustes generalizados en las líneas y en el que se pide la corrección del sistema de seguros tal y como se conoce, arbitrado por el Ministerio de Agricultura a través de Enesa.

En primer lugar, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca en funciones, Miguel Ángel del Amor, considera los seguros agrarios son una herramienta fundamental para la protección de los agricultores y ganaderos. La Consejería destaca que, en reiteradas ocasiones se puso de relieve, en una carta al ministro Luis Planas, la debilidad de las modificaciones planteadas a las condiciones de cobertura en cítricos «generando un agravio comparativo entre los citricultores de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana con la duplicación de las tarifas al alza en el ámbito autonómico de la Comunidad».

«También hemos pedido en reiteradas ocasiones que no se produzcan cambios de tarifas en la cobertura de frutales que puede provocar caídas importantes en la contratación de líneas a la hora de corregir los desequilibrios, falta de cuajado y pedrisco como bien denuncia Fecoam y otras organizaciones agrarias», añade la Consejería.

Esta situación, según las mismas fuentes, generó una bajada en la contratación de líneas de seguros en los últimos tres años «dejando desprotegidos a nuestros productores y llevando, por tanto, a los seguros a ser una herramienta ineficaz de garantía de la renta de los agricultores y ganaderos y de no cumplir con la finalidad con la que fueron creados».

Asimismo, la Consejería, junto a las organizaciones agrarias y representantes de las cooperativas, presentaron en el último año diversas propuestas encaminadas a mejorar las distintas líneas de seguros agrarios que se contratan en la Región de Murcia, tanto en el seno de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios como en la Comisión Nacional de Seguros agrarios, «muchas de las cuales han caído en saco roto al no ser atendidas ni por Agroseguro ni por ENESA», lamenta.