Las familias de niños con labio leporino piden una unidad multidisciplinar

Silvia Bernal, Roque Martínez, Manuel Villegas, José Manuel Molero y Eduardo Soto, ayer. / carm
Silvia Bernal, Roque Martínez, Manuel Villegas, José Manuel Molero y Eduardo Soto, ayer. / carm

LA VERDAD MURCIA.

Padres de niños con labio leporino, fisura palatina y otras malformaciones y patologías orofaciales piden a la Consejería de Salud la creación de una unidad mutidisciplinar que permita a los pacientes recibir una atención integral y coordinada. «Nuestros hijos necesitan ser vistos por muchos especialistas distintos, desde el cirujano maxilofacial al otorrino, pasando por el logopeda, el psicólogo o el foniatra. Son todos muy buenos, pero están descoordinados», explica José Manuel Molero, presidente de la Asociación Una Bonita Sonrisa. Los padres piden que se siga el ejemplo de Navarra, donde ya hay equipos especializados para la atención de estos niños

El consejero de Salud, Manuel Villegas, recibió ayer a los representantes de Una Bonita Sonrisa y se comprometió a mejorar la atención a los niños con patologías y malformaciones orofaciales con la puesta en marcha de estas unidades multidisciplinares.

La escasez de logopedas en el sistema público de salud es otro de los obstáculos a que se enfrentan estos pacientes. «En La Arrixaca solo hay dos logopedas clínicos, y en Cartagena los niños son derivados a un centro concertado», explica Molero. La Asociación Una Bonita Sonrisa nació en verano pasado, y representa a padres de niños con malformaciones y patologías orofaciales.