Familia tiene abiertos dos expedientes más a otras residencias de ancianos

Una de las mujeres que fueron atendidas el martes por la noche en el centro de ILE Senior. / V. Vicéns / AGM
Una de las mujeres que fueron atendidas el martes por la noche en el centro de ILE Senior. / V. Vicéns / AGM

La Consejería investiga el club ILE Senior a raíz del registro policial y analiza lo que ocurrió en otros dos centros con un usuario que se suicidó y otro que se escapó

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades mantiene abiertos en este momento tres expedientes relacionados con incidentes en residencias de mayores de la Región, entre los que se encuentra el referido a la asociación ILE Senior, en la calle San Antonio de Murcia, que el pasado martes por la noche fue intervenida por la Policía Nacional en una investigación autorizada por el Juzgado para investigar presuntos tratos vejatorios a las personas que vivían en sus instalaciones. Un caso que puede protagonizar una nueva vuelta de tuerca a raíz del hallazgo de un revólver y otras armas ilegales, tal como informó 'La Verdad' en su edición de ayer.

La denuncia de los familiares de una mujer que estaba en este centro, en la que se alertaba de presuntos delitos de estafa, amenazas y coacciones, fue uno de los desencadenantes de la operación. Hay que tener en cuenta que ILE Senior no estaba inscrita en el registro de entidades, centros y servicios sociales, requisito imprescindible para operar como una residencia. Y aunque sus propietarios lo definen como un club, sin embargo, en sus anuncios promocionales lo presentaban como «un nuevo concepto de residencia», algo por lo que la empresa fue apercibida por la propia Comunidad Autónoma en varias ocasiones por publicidad engañosa. Incluso, al no retirarla, llegó a ser multada con 3.000 euros por una falta grave. Además, supuestamente, funcionaban sin licencia.

No obstante, en la inspección realizada el pasado diciembre se comprobó que no había ningún anciano residiendo en el centro, aseguró el mismo presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras.

La Consejería contabiliza 2.742 plazas concertadas en más de un centenar de alojamientos públicos y privados autorizados

En cuanto a los otros dos casos que siguen con un expediente abierto por parte de la Consejería, corresponden a una residencia donde se escapó uno de los usuarios; y otro que está judicializado, aunque todo apunta a que podría cerrarse favorablemente a la residencia, en relación al suicidio de un residente.

Familia contabiliza un total de 51 residencias para mayores con plazas públicas en la Región. Además, existen 54 privadas inscritas en el citado registro oficial. Exactamente, las plazas concertadas de las que dispone la Administración regional para personas mayores ascienden a un total de 2.742. A las que hay que sumar 783 más gracias a convenios con diferentes ayuntamientos; y otras 240 plazas más en centros propios gestionados por entidades privadas.

En cualquier caso, el volumen global de plazas residenciales en territorio murciano, incluidas las privadas, se sitúa por encima de las 5.100, según se recoge en el último informe estadístico de 'Envejecimiento en red' publicado el pasado año por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con datos de julio de 2017. También se recoge que siete de cada diez plazas se corresponden con centros privados.

La Región se sitúa a la cola de España en la ratio de plazas residenciales por cada cien mayores de 65 años, con un 2,3%

Otro dato relevante de dicho estudio es que Murcia se sitúa a la cola entre las provincias españolas en cuanto al ratio de plazas residenciales por cada cien personas de 65 años en adelante. Exactamente, registra el tercer peor dato, con una tasa del 2,3%, solo mejor que Las Palmas de Gran Canarias y Ceuta. Mientras que el primer puesto es para Soria con un índice del 10,9%.

Temas

Sucesos