Los fallos de suministro en las farmacias de la Región de Murcia afectan ya a más de 400 medicamentos

Algunos de los medicamentos que escasean en las oficinas de farmacia de la Región. / j. carrión / agm
Algunos de los medicamentos que escasean en las oficinas de farmacia de la Región. / j. carrión / agm

En la mayoría de los casos hay genéricos o equivalentes, pero preocupa el desabastecimiento en fármacos sin alternativas

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

Juana González pasó el segundo día del nuevo año buscando por todas las farmacias de Cartagena un envase de Kreon, un fármaco indicado para facilitar la digestión y favorecer la absorción de alimentos en pacientes con insuficiencia pancreática. Su hijo, con un cáncer de páncreas, lo toma desde abril, pero últimamente encontrar una caja se ha convertido en toda una aventura. «Al final di con un envase en una farmacia del barrio de El Parchís, pero ¿qué va a pasar cuando se termine?», se pregunta angustiada.

Los problemas, denuncia, empezaron hace aproximadamente un mes. Ante la falta de unidades disponibles en las farmacias, en el Hospital Santa Lucía le facilitaron un teléfono del Servicio de Medicación Extranjera de la Consejería de Salud. Esta es una vía excepcional para conseguir fármacos de importación, pero tampoco funcionó. Finalmente, no tuvo más remedio que echarse a la calle hasta que dio con la única caja de Kreon que por lo visto estaba disponible en toda Cartagena.

Fuentes de la Consejería explican que «existe un problema de suministro puntual del medicamento Kreon que afecta a toda Europa». Mientras dure esta situación, los pacientes deben dirigirse a sus oficinas de farmacia para que estas soliciten directamente las unidades necesarias al laboratorio fabricante, BGP Products. «El Colegio de Farmacéuticos de la Región, en colaboración con la Consejería, va a enviar información a las farmacias sobre este aspecto», explican fuentes de este departamento.

Causas del desabastecimiento

38%
Es el porcentaje de fallos en el suministro atribuibles a problemas en la fabricación, según la Agencia Española del Medicamento (Aemps)
21%
de los problemas de abastecimiento se producen por retrasos en la entrega del producto
12%
de los casos obedecen a roturas del 'stock' por un aumento no previsto de las ventas
4%
de los casos se deben a problemas de calidad en el producto, lo que obliga a retirar lotes
2%
de los fallos de suministro se producen por la dificultad del fabricante para conseguir el principio activo

Pero el Kreon es solo uno de los últimos en sumarse a una larga lista de medicamentos con fallos en el suministro. 'La Verdad' ya informó el pasado mes de octubre de este problema, que afectaba entonces, y sigue afectando, a antiarrítmicos como el Apocard, a analgésicos como el Nolotil o a antihipertensivos como el el Adalat Oros. Desde entonces, los desabastecimientos no solo se mantienen, sino que parecen ir a más. La Agencia Española del Medicamento (Aemps), que presentó en noviembre un primer informe sobre este asunto, cifra a día de hoy en 415 las presentaciones que sufren fallos más o menos intermitentes en el suministro. Así consta en el listado que actualiza diariamente en su página web.

«Se confirma un incremento»

En su informe, la agencia advierte de que «se confirma un incremento en los problemas de suministro de los medicamentos». En el primer semestre de 2018 se detectó «un gran número de problemas nuevos pese a las distintas medidas puestas en marcha». Por ello, «es imprescindible que los titulares (los fabricantes y comercializadoras) realicen un esfuerzo adicional y desarrollen planes efectivos, como se les requiere por parte de Aemps, con el fin de poder cumplir con su obligación de suministro», se subraya.

Juana recorrió toda Cartagena en busca de Kreon para su hijo, que padece cáncer de páncreas. Los envases llegan con cuentagotas

Según informó 'El País' a raíz de la publicación de este primer informe de la Aemps, a lo largo de todo el año los problemas han llegado a afectar a más de un millar de presentaciones en toda España. Tanto la administración como el Colegio de Farmacéuticos lanzan pese a todo un mensaje de tranquilidad. Según la Agencia del Medicamento, los problemas afectan a menos del 2% de los productos autorizados en el mercado, si bien algunos de ellos, como el Nolotil o el popular Adiro (ácido acetilsalicílico), se sitúan entre los más consumidos. En la mayoría de los casos hay alternativas que garantizan los tratamientos, bien con el cambio a un genérico -como ocurre, por ejemplo, con el Dalsy, el ibuprofeno más habitual en niños- o a otras presentaciones con el mismo principio activo.

Sin embargo, en algunas ocasiones el desabastecimiento afecta a medicamentos que no encuentran fácil alternativa, lo que obliga al paciente a volver a la consulta del médico para una nueva prescripción. Es el caso de antiarrítmicos como el Apocard, cuya escasez en el mercado ha provocado las quejas de los cardiólogos, preocupados por la continuidad de los tratamientos.

Fármacos afectados por el desabastecimiento

Primperan 10 miligramos
Es un conocido antiemético utilizado para la prevención de náuseas y vómitos. Hay tanto un genérico como otras alternativas disponibles.
Kreon
Está indicado para pacientes afectados por insuficiencia pancreática, bien por cáncer de páncreas o pancreatitis. El medicamento facilita la digestión y favorece la absorción de alimentos. No hay alternativas disponibles, por lo que los farmacéuticos tienen que solicitar los envases directamente al laboratorio para garantizar el suministro.
Carduran Neo
Es un fármaco con acción vasodilatadora para el tratamiento de la hipertensión arterial y de la hiperplasia benigna de próstata. Existen alternativas con el mismo principio activo.
Apocard
Está indicado para pacientes con arritmias cardíacas. El desbastecimiento afecta a todas las presentaciones del principio activo, la flecainida, desde hace meses.
Cafinitrina
Pastilla sublingual indicada para pacientes con enfermedad cardíaca. Se toma ante la aparición de síntomas de un posible nuevo infarto o angina de pecho. El fabricante realiza una distribución controlada ante la escasez de unidades. Está disponible otra presentación del principio activo, Trinispray.
Beneflur 50 mg polvo para solución inyectable
Los problemas de abastecimiento afectan también a fármacos de dispensación hospitalaria, como es el caso del Beneflur, indicado para la leucemia linfocítica crónica. Los hospitales murcianos cuentan a día de hoy con 'stock' suficiente gracias a la vía de la importación, establecida por la Agencia Española del Medicamento para estas situaciones especiales.
Nolotil
Ante la escasez de unidades, se realiza una distribución controlada. En todo caso, hay un genérico del principio activo, el metamizol, de idéntica eficacia.
Adalat Oros
Es un antihipertensivo de liberación prolongada. Está siendo sustituido por otras presentaciones del Adalat, aunque también algunas de ellas presentan problemas de suministro, según la Aemps. Por ejemplo, el Adalat 10 miligramos.
Stopcold
Es un antihistamínico y descongestivo. La Aemps no lo incluye aún en su listado de medicamentos con problemas de abastecimiento, pero el Colegio de Farmacéuticos confirma que en la última semana hay falta de unidades en la Región. Se da la circunstancia de que se trata del único descongestivo financiado por el sistema público. Cuesta 5,18 euros frente a los 11,95 o 9,38 euros de los fármacos alternativos que sí siguen disponibles, pero que no están financiados.
Dalsy
Es el ibuprofeno más común en niños. Hubo problemas de desabastecimiento que se solucionaron, pero desde mediados de noviembre vuelve a haber escasez. Hay alternativas disponibles.

Según datos de la Aemps, el 5,7% de los desabastecimientos producidos en España durante el primer semestre de 2018 tuvieron un «impacto medio», lo que significa que los pacientes tuvieron que volver al médico en busca de un receta alternativa. En el 13,9% de los casos, «el impacto asistencial fue importante, al no existir alternativas terapéuticas». Es en estas ocasiones cuando se genera «una mayor alarma social y el verdadero desabastecimiento», resume Isabel Tovar, presidenta del Colegio de Farmacéuticos.«En general podemos estar tranquilos, pero en nuestro colectivo estamos especialmente alerta. Hemos constituido una plataforma a nivel nacional, el Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED), dependiente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, y por tanto de todos los Colegios provinciales, o lo que es lo mismo, de los farmacéuticos españoles», explica Tovar.

Medidas excepcionales

A través del CISMED, los profesionales colaboran activamente con la Agencia Española del Medicamento (Aemps), que actualiza diariamente sus alertas y ha adoptado ya diferentes medidas para hacer frente a los problemas de suministro. Así, en el primer semestre del año se emitieron 19 autorizaciones de comercialización excepcional, lo que supone poner en distribución en España envases etiquetados en otros idiomas o con caducidades inferiores a seis meses. También se han concedido 34 autorizaciones para la fabricación excepcional de medicamentos y 23 para la importación de fármacos extranjeros. Por ejemplo, para hacer frente al desabastecimiento de Dalsy, que obedeció a la retirada de lotes por errores en el prospecto, se aprobó una fabricación excepcional. Mientras, para evitar la falta de Kreon, indicado para la insuficiencia pancreática, se optó por la vía de la compra como medicamento extranjero.

Además, en otras 18 ocasiones se restringió la exportación de medicamentos para redirigir al mercado nacional la producción ante la escasez de unidades. Una de las medidas más habituales es la distribución controlada por parte del titular autorizado para la comercialización. De esta manera, se evita que en unas áreas geográficas haya sobrantes mientras en otras faltan unidades.

Los farmacéuticos apuntan a los bajos precios como una de las causas

Problemas de 'stock' ha habido siempre en la distribución farmacéutica, pero no con las dimensiones de los últimos años y meses, según advierten los profesionales. La propia Agencia Española del Medicamento (Aemps) señaló el pasado mes de noviembre que «se confirma un incremento» de estas situaciones de desabastecimiento. Las causas no están claras. El Colegio de Farmacéuticos de la Región apunta a «problemas en la fabricación (especialmente en los biológicos o biosimilares)», a incrementos puntuales de la demanda y a las «políticas de precios del Gobierno central».

El sistema de precios de referencia en el Sistema Nacional de Salud ha ido empujando a la baja los beneficios del sector. El día 1 de enero entró en vigor una nueva rebaja de precios en 1.200 medicamentos, entre ellos algunos tan habituales como el ibuprofeno. Tanto el Ministerio de Sanidad como la mayoría de comunidades autónomas defienden este tipo de medidas como imprescindibles para garantizar la sostenibilidad del sistema público. Sin embargo, la industria farmacéutica no oculta su malestar con estas políticas, y muchos profesionales apuntan a que algunos laboratorios prefieren dirigir su producción a mercados más suculentos que el español.

La patronal, agrupada en Farmaindustria, siempre ha negado estas prácticas y recuerda que el sector está muy regulado, aunque en un comunicado hecho público el año pasado advirtió de «las presentaciones erosionadas por los precios de referencia que acaban causando desabastecimiento». Según las empresas, algunas presentaciones menos rentables no tienen genérico y se convierten en «inviables» por estos bajos precios, lo que lleva a su desaparición del mercado.

La patronal también apuntó hacia las distribuidoras por los «desplazamientos de medicamentos que estaban pensados para abastecer un determinado mercado pero que luego acaban en otro donde los precios son mayores». Un «comercio paralelo» que supone una práctica legal pero sobre la que no hay regulación. La distribución, sin embargo, negó que los problemas de suministro sean achacables a su actuación.

El pasado mes de octubre, el servicio de Farmacia de La Arrixaca alertó en una comunicación interna de «serios problemas de suministro» en algunos fármacos y del envío «errático» de estos medicamentos por parte de los laboratorios. En el escrito, al que tuvo acceso 'La Verdad', se advertía de que las cantidades derivadas a la farmacia hospitalaria «son insuficientes para poder hacer frente a la demanda no solo del hospital, sino también del área I», lo que provocaba «multitud de desabastecimientos».