Fallece el murciano Francisco Griéguez, uno de los prisioneros de Mauthausen

Paco Griéguez en una imagen del documental 'Sueño con Mauthausen' en el que contaba cómo fueron los cuatro años que pasó en el campo de concentración nazi / LV

Tras alistarse para defender la República, huyó a Francia y formó parte de la 27ª Compañía de Trabajadores Españoles que plantó cara al nazismo en Europa

LA VERDAD

Francisco Griéguez Pina, el deportado número 4.058 y uno de los últimos de los supervivientes españoles en el campo de concentración nazi de Mauthausen, ha fallecido a los 99 años en la ciudad francesa de Gardanne, donde residía desde que fuera liberado del campo de exterminio de la Alemania de Adolf Hitler.

Grieguez nació en 1918. Era de Murcia capital. Tras alistarse para defender la República, huyó a Francia y formó parte de la 27ª Compañía de Trabajadores Españoles que plantó cara al nazismo en Europa. Levantaba fortificaciones en la Línea Maginot cuando fue apresado e interrogado por la Gestapo. Le preguntaron dónde demonios estaba Murcia. Cuando Francisco se lo explicó, selló su suerte. Los españoles se enviaban a Mauthausen.

Hemeroteca

«Nos metieron en un vagón de mercancías y viajamos tres días», revueltos en sus excrementos. Al llegar, los sacaron «como sacos de patatas». Entonces contemplaron por vez primera los trajes de rayas. «¿Esto qué es?», aseguraba Francisco que exclamaron en la última conversación que ofreció a 'La Verdad'. Desnudos y pelados al cero recibieron su uniforme y el número de identificación. «Veíamos cómo mataban allí mismo a los presos. Cuando venían judíos, dos horas después no quedaba uno. A ellos no los guardaban».

Francisco solicitó volver a la España de Franco, pero su madre le escribió advirtiéndole de que si volvía «tendrás que dormir con tu padre, pues tus hermanas ya se han hecho grandes». Él entendió el aviso. Su padre estaba muerto desde que era un niño.

Paco, como así le gustaba que le llamaran, consiguió volver a visitar su tierra natal una vez pasada la dictadura de Francisco Franco en España. El Ayuntamiento de Murcia tiene pensado inaugurar un monolito en honor a los 85 vecinos de la ciudad que fueron deportados a campos de concentración. Francisco Griéguez, uno de los nombres que figurarán en la placa, no podrá vivir el homenaje a su lucha por sobrevivir en el horror nazi al haber fallecido pocos días antes de que se celebre el acto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos